A la Uocra le faltan afiliados para llamar a elecciones

El gremio de la construcción neuquino tiene poco más de 1.000 cuando se requieren 3.000 para abrir los comicios de normalización. Los enfrentamientos entre las facciones en pugna dificultan el avance de los empadronamientos.



#

Uno de cada diez obreros no aporta a la entidad. Desde el grupo de Godoy consideran que la crisis comenzó en el 2007.(Foto: Mauro Pérez )

Por la falta de afiliados al sindicato de la Uocra en la provincia de Neuquén, el gremio de la construcción no puede avanzar hacia su normalización. Para el sector que actualmente conduce la caótica organización, representado por Juan Ángel Godoy, un llamado a elecciones es el único camino posible para superar la violenta interna y, a su vez, pacificar las agitadas aguas.

Paradójicamente aducen que por una disposición del secretario general a nivel nacional, Gerardo Martínez, la instancia interna no se puede resolver en el corto plazo porque, pese a que la provincia alberga a unos 10.000 trabajadores del sector, sólo 1.000 de ellos están afiliados a la Uocra y para concretar los comicios se necesita un piso de 3.000 adherentes.

Lograr una cantidad de afiliados representativa es un objetivo lejano, debido a que la misma violencia que hoy en día tiene vilo a la Justicia y al gobierno provincial, es la que no permite avanzar con el empadronamiento.

“Desde lo de -Julio- Ojeda que venimos mal. El sindicato se metió tanto en la interna y en los conflictos que no se frenó nunca más y generó una falta de representación. Nadie se dedica a hacer lo que en realidad hay que hacer”, explicó ayer a “Río Negro” el vocal Ernesto Riffo, en medio de un reclamo que realizó la facción de Godoy a la fiscalía por los allanamientos que se realizaron el fin de semana.

“Hoy en día tratamos de avanzar en un empadronamiento, pero cuando vamos a las obras nos encontramos con la gente del otro sector y nos sacan a los tiros”, denunció Riffo. “La última vez fuimos a una obra en Loma Campana y cuando llegamos un delegado de –Juan Carlos– Levi vino y nos disparó dos veces con una nueve milímetros, adelante del hombre de seguridad. Nosotros lo denunciamos y nunca se avanzó en la justicia”, reprochó el referente.

Según el sindicalista la feroz interna que atraviesa el sindicato no es nueva, en los próximos meses cumplirá una década si se toma como punto de partida la destitución del ex secretario general Julio Ojeda, quien fue removido por el cuerpo de delegados el 17 de noviembre del 2007.

Su salida del gremio se dio en un contexto de inusitada violencia. Una semana antes de que el cuerpo de delegados lo aleje de la conducción, había dos facciones en pugna que llevaron la pelea por la bolsa laboral de Neuquén al plano de los piedras, los tiros y riñas en la sede del sindicato, que se ubicaba en Ministro González al 450. El por entonces dirigente terminó con sus tobillos fracturados porque debió saltar desde una ventana del segundo piso para salvar su vida.

Desde allí a la fecha los escándalos han ido en aumento con su punto más trágico en mayo de 2014 con el asesinato de José “Necho” Monsalve. Una escalada que responde a la búsqueda de las facciones por controlar las bolsas de trabajo de la actividad petrolera de Vaca Muerta.

Acusan a la fiscalía de “perseguir” a un solo sector

Obreros de la Uocra, con Juan Ángel Godoy a la cabeza, le enviaron un “ayuda memoria” al fiscal general José Gerez para recordarle las denuncias por hechos de violencia vinculados a la interna del gremio que no han sido investigados. Un recordatorio que se dio como respuesta a los allanamientos realizados el sábado.

En el documento entregado los sindicalistas enumeraron tiroteos, agresiones, el asesinato de José Monsalve en 2014 y los audios de la conversación entre el dirigente opositor, Juan Carlos Levi, y el intendente de Añelo, Darío Díaz.

El grupo de Godoy afirmó que la Justicia los investiga a ellos pero no avanza con los casos anteriores, por lo que consideran que están siendo víctimas de una persecución.

Los obreros afirmaron que “ninguna de las personas a las que la policía allanó estamos hoy con ninguna imputación ante la justicia, ni nada que se le parezca.”

Sin embargo el abogado que representa al sector, Alfredo Cury, detalló que tres de los cuatro detenidos: Máximo Alejandro Loncopán, Juan Francisco Acsama y Roque Valdebenito pertenecen a la línea de Godoy.

Los mismos fueron acusados por los fiscales Verónica Zabala y Maximiliano Breide Obeid de tenencia ilegal de armas de fuego de uso de guerra y civil y municiones y si bien recuperaron la libertad, se les impusieran condiciones de control. A Valdebenito le imputaron además el delito de acopio de municiones.

Desde el sector de Godoy agregaron que recibieron un nuevo audio en el que Levi “manifiesta que la policía trabaja para ellos. O sea, aquella vez que salió en tapa eso de que existía una mafia policial que trabajaba con Juan Carlos Levi, no terminó. Hoy está más firme que nunca.”

“Aquella vez que salió que existía una mafia policial que trabajaba con Juan Carlos Levi no terminó. Está más firme que nunca”,

aseguró ayer el vocal por el sector de Juan Godoy, Ernesto Riffo.

El déficit

Datos

“Aquella vez que salió que existía una mafia policial que trabajaba con Juan Carlos Levi no terminó. Está más firme que nunca”,
10.000
son los trabajadores que el rubro posee en la provincia. Apenas el 12% está adherido al sindicato.

Comentarios


A la Uocra le faltan afiliados para llamar a elecciones