A lo campeón

En su estreno en el Torneo Inicial, Newell’s venció 3-2 a Boca en La Bombonera.



#

fútbol de afa

FBaires

Luego de una semana trágica para Rosario, al menos esta vez el fútbol mitigó parte de un dolor irreparable. Newell’s, el actual campeón argentino, le dibujó una sonrisa a media ciudad. Venció 3-2 a Boca en La Bombonera, en un partidazo de resultado cambiante e incierto hasta el final.

En su primer partido en La Ribera por el Torneo Inicial, el equipo de Carlos Bianchi, que había mostrado su mejor cara en el ataque durante el primer tiempo, falló en defensa en el comienzo del segundo y dejó escapar la victoria que tenía en su poder antes del entretiempo.

Boca ilusionó en los primeros minutos de juego. Cuando apenas se jugaban cuatro minutos, a puro toque llegó a la primera conquista. El neuquino Leandro Marín se juntó con Pablo Ledesma en la banda derecha, el volante tocó para JR Riquelme, quien asistió al Burrito Martínez. El delantero nacido en Viedma tiró el centro atrás para que Nicolás Blandi sólo tuviera que empujar al gol.

El equipo de Carlos Bianchi se mostraba fresco de tres cuartos hacia adelante, comandados por un Riquelme con reflejos intactos. Pero el viejo problema xeneize, la defensa, no estaba en la misma sintonía que el resto del equipo.

A los 15, el equipo del debutante Alfredo Berti arrancó un ataque por la derecha y terminó convirtiendo por la izquierda. Tras varios pases, Lucas Bernardi vio a Milton Casco ganarle la espalda a Marín y le tiró un pase por arriba del lateral de Boca. El ex Gimnasia La Plata la paró y ante la salida de Agustín Orión definió para marcar el 1-1.

El partido se emparejaba y no sólo en el resultado. Newell’s comenzó a moverse y a generar situaciones después de haber convertido en la primera que tuvo. Pero cuando las cosas le estaban saliendo un poco mejor a la Lepra, Boca volvió a golpear.

A los 30, Riquelme tiró un córner que generó una serie de cabezazos y rebotes cerca del arco de Nahuel Guzmán. Pero cuando la pelota salió del área, encontró al Cata Díaz, quien la paró de pecho y sacó un derechazo que se metió en el ángulo.

Boca se iba victorioso a los vestuarios, pero jamás imaginó que la escena cambiaría tan drásticamente al comienzo del ST.

Antes del minuto de juego, Bernardi le puso una muy buena pelota a Víctor Figueroa, que le ganó otra vez la espalda a Marín. El volante habilitó a Víctor Aquino, quien se adelantó al Cata Díaz y ante la salida de Orión, tocó para el empate.

Casi de inmediato, el mismo delantero paraguayo puso arriba a su equipo al meter un cabezazo perfecto a un ángulo tras un centro desde la izquierda para cambiar el rumbo del partido.

Boca fue a lo Boca en busca de la igualdad, pero esa lucidez ofensiva de la etapa inicial mutó en desesperación a medida que corrían los minutos. Guzmán estuvo a punto de regalarle la igualdad al local al retener a medias un disparo de Marín. Fue la chance más cerca que tuvo el Xeneize de igualar. Boca mostró cosas interesantes y mejoró con respecto al polémico partido que le ganó a Belgrano. De todas maneras tal mejoría no le alcanzó para superar al campeón, el que más allá de algunas ausencias y a la espera de algunos estrenos (David Trezeguet por caso) volvió a la acción intacto y dejó claro que será otra vez protagonista.


Comentarios


A lo campeón