"A los políticos no les interesa la educación"

Llach cuestionó la ausencia del tema en las campañas electorales



El ex ministro de Educación e investigador del CONICET, Juan Llach, consideró que la demora en el envío y tratamiento del proyecto de Ley de Financiamiento Educativo y su ausencia en los discursos de los dirigentes hacen suponer que "o el 'lobby' del sector es muy débil o a los políticos no les interesa la educación".

Llach sostuvo además que las políticas educativas tienen que comenzar "por los más chicos y los más pobres", además de "aumentar recursos, reducir burocracias y dar más participación a los padres y autonomía a las escuelas".

El economista y sociólogo cuestionó además que una característica de la educación argentina es "la espantosa segregación que conspira contra la calidad, donde hay escuelas ricas para chicos ricos; escuelas intermedias para la clase media y escuelas pobres para chicos de hogares humildes".

Además, el especialista aclaró que "brindar un servicio de calidad no es darle a todos lo mismo, si compensar a los que menos tienen e igualar en la diversidad".

 

Financiamiento educativo

 

El ex viceministro de Economía de Domingo Cavall dio su apoyo al ministro de Educación Daniel Filmus en su proyecto de contar antes de fin de año con una ley de Financiamiento para la educación. "Veo con esperanza el proyecto de Ley que tiene como objetivo llevar la inversión en educación al 6 por ciento del PBI; universalizar la educación inicial e instaurar en un 30 por ciento de las escuelas la doble jornada", señaló Llach.

Otro "espaldarazo" a Filmus de parte de Llach fue al afirmar que "la escuela debe declarar en qué usa el dinero".

En su diagnóstico inicial sobre la estado de la educación argentina dijo que nuestro país "está en el puesto 23 en el mundo según la UNESCO", con una escolarización de 14 años, lo que significa que "desde ese punto de vista, (el país) presenta buenos indicadores". Además, y en base a esos datos, dijo que en los últimos años "no se han mejorado ni empeorado las brechas escolares".

Sin embargo, cuestionó que "todas las jurisdicciones han hecho un mal uso de las evaluaciones, al no utilizar los datos disponibles de 2003, en que se hizo el último Operativo Nacional", y opinó que esas muestras "son irreemplazables, y son tan necesarias para la educación como lo se la democracia para la política".

Sabido es que Llach impulsa que Argentina participe con sus alumnos en tres pruebas internacionales de medición de conocimientos: PISA, TIMSS y PIRLS, que evalúan los saberes de los estudiantes secundarios en lengua, matemática y ciencias. (DyN)


Comentarios


"A los políticos no les interesa la educación"