ACTUALIDAD: LO QUE SUCEDE EN EL CIBERMUNDO



Philips y más reproductores  

Con la incorporación de la función encargada de reproducir archivos de video comprimido, y la firme intención de competir en el mercado MP4, Philips añadió a su catálogo de reproductores GoGear seis equipos con capacidades de hasta 4 GB de memoria Flash. Los nuevos modelos se distinguen entre sí según su autonomía y diseño, y están distribuidos bajo dos denominaciones diferentes: las líneas SA60X5 y SA31X5, cada una de las cuales incluye una triada de dispositivos.

La serie SA60X5 reúne las unidades SA6015, SA025 y SA6045, dispuestas con memoria Flash de 1, 2 y 4 GB de capacidad, respectivamente. Los reproductores cuentan con un diseño horizontal, pantalla LCD de 2,2 pulgadas con 320 x 240 píxeles de resolución, e integran la posibilidad de reproducir fotografías en formato JPEG. Además, reproducen videos de formato WMV con una cadencia de 30 secuencias por segundo y soportan una tasa de bits máxima de 384 Kbps. Poseen una compatibilidad musical reducida: sólo reproducen formatos de audio MP3 y WMA, este último también en su versión protegida con DRM.

De todos modos, Philips incluyó en la gama SA60X5 la función de recepción de radio FM y la posibilidad de grabación por micrófono integrado. El trío cuenta con una batería de polímero de litio de 800 mAh, que brinda una autonomía de 15 horas musicales y cuatro horas de video. Si bien la línea SA31X5 dispone de un diseño distinto del de su antecesora, prácticamente la totalidad de sus características resultan idénticas.

 

Apple y fallas en sus baterías

Una vez más, las baterías de las notebooks vuelven al centro de la escena tecnológica. Esta vez se trata de los dispositivos de alimentación utilizados por portátiles de Apple que según admitió la compañía no corrieron el riesgo de explotar o de incendiarse, sino que presentaron síntomas de mal funcionamiento.

Las baterías afectadas pertenecen a las portátiles MacBook y MacBook Pro, vendidas en todo el mundo entre febrero de 2006 y abril de 2007.

Entre las insuficiencias detectadas figuraron el no reconocimiento de las baterías, la incapacidad de recargarlas, el poco rendimiento con menos de 300 ciclos de carga y, en algunos casos, deformación de las unidades.

Según la agencia de noticias Reuters, la empresa con sede en Cuppertino señaló que los problemas de rendimiento de sus baterías no se deben a un error interno de éstas, sino a una falla del software.

Así, Apple puso a disposición de sus clientes un parche denominado Battery Update 1.2, que asegura la actualización del firmware de la batería, así como su rendimiento y operatividad. Una vez instalada la nueva configuración, cada batería que el usuario coloque en su MacBook o MacBook Pro será actualizada automáticamente.


Comentarios


ACTUALIDAD: LO QUE SUCEDE EN EL CIBERMUNDO