Admiten que la UEL jamás ayudó a Paola Canario

El hermano de la joven atacada declaró en Viedma.





La policía de SAO tenía orden de patrullar frente a la casa de la joven apuñalada.

Violencia machista en SAn Antonio Oeste

SAN ANTONIO OESTE (ASA).- Paola Canario, la joven atacada a cuchilladas por su ex concubino el domingo último en San Antonio, se recupera en el hospital Aníbal Serra, mientras en San Antonio Oeste queda en evidencia la falta de intervención de otro organismo estatal en el caso: la Unidad Ejecutora Local de Violencia Familiar (UEL), responsable de dar seguimiento y asistencia a las víctimas y sus familias. El coordinador de la subdelegación local del ministerio de Familia, Walter Hermida, informó que desde Promoción Familiar no existió ningún tipo de seguimiento del caso de Paola, confirmando lo sostenido desde el juzgado de Familia de Viedma, a cargo de Sandra Filipuzzi. El jueves, a través del área de prensa judicial, se había informado a este medio que desde la UEL de San Antonio “jamás” elevaron al juzgado un informe referido a la situación de Canario. “Los oficios se recibieron desde 2010, según creo, pero no hay ninguna intervención. Es que las chicas (por las profesionales que se desempeñan en la subdelegación) tienen tanta cantidad de situaciones y casos en los que intervenir que se encuentran recontra superadas”, manifestó con despreocupación Hermida. El funcionario admitió una gravísima realidad sobre la falta de seguimiento a casos de violencia en la ciudad. “Como en el caso Canario, no sé… hay muchísimos, tal vez superen los 50 o los 100 y todavía más, porque los hechos que recibimos se multiplican y no damos abasto”, dijo. “Ahora tenemos una psicóloga y dos asistentes sociales, y una operadora. Las chicas ganan una beca de $ 2.700 pese a ser profesionales y esto también lo planteamos (a las autoridades provinciales), porque así nadie va a querer trabajar con nosotros”, explicó Hermida. Otra de las voces que analizó el ineficaz abordaje de éste y otros casos de violencia machista en la localidad fue la ex defensora Ruth Scandroglio. “Al momento de mi alejamiento del cargo hice conocer a las autoridades judiciales en forma verbal la urgente necesidad de dar tratamiento profesional a la problemática y ejercer una efectiva protección a las víctimas. Formulé la observación de la importancia del tema”, manifestó Scandroglio. Declaró el hermano Por otra parte ayer, el hermano de Paola, Carlos, quien también fue herido de un puntazo, fue citado al juzgado de instrucción 4 de Viedma para declarar ante el juez Guillermo Bustamante, quien instruye la causa por intento de homicidio y lesiones. El hombre relató los recientes hechos sufridos y su padre, en tanto, solicitó una entrevista con el magistrado para pedirle que tenga en cuenta los terribles episodios padecidos por su hija a la hora de definir la situación procesal del imputado, Víctor Hugo ‘Finito’ Díaz (60).


Comentarios


Seguí Leyendo

Admiten que la UEL jamás ayudó a Paola Canario