Advierten baja presión y turbiedad del agua en Neuquén por las tormentas

El EPAS indicó que que la afectación llega solo a una parte de la ciudad. La situación puede durar dos o tres días.

La tormenta no solo inundó las calles de Neuquén sino que también causa problemas con el suministro de agua en partes de la ciudad. (Yamil Regules).-

La tormenta no solo inundó las calles de Neuquén sino que también causa problemas con el suministro de agua en partes de la ciudad. (Yamil Regules).-

Los días de tormentas vuelven a ocasionar problemas de baja presión y turbiedad en el suministro de agua potable en Neuquén. Desde el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) aclararon que estos problemas afectan a una parte de la ciudad y no a su totalidad.

Sobre la turbiedad, desde el EPAS indicaron que puede presentarse en el 20% de la ciudad que es la que la recibe agua del Limay no del lago Mari Menuco. La zona afectada comprende parte de los barrios del sur de la ciudad, desde la Ruta 22 hacia el río, y algunos sectores del centro.

Desde el Ente aclararon que el agua “es apta para saneamiento, lavado e higiene personal a pesar que puede presentar otra coloración por tener materia en suspensión”. El organismo recomendó a la población no consumir el agua de red en la zona afectada. En el caso de no haber alternativa, hay que dejar reposar el líquido, descartar los sedimentos precipitados y hervir manteniendo mínimamente dos minutos en ebullición, "pero no se debe agregar ni cloro ni lavandina”. De esta forma se logra un agua segura.

“Los controles desde el Laboratorio Central como los trabajos de filtración y la cloración se intensificaron para llevarle tranquilidad a la población”, agregaron.

El problema se presenta porque el Limay tiene niveles de turbidez superiores de los parámetros exigidos por la normativa vigente. La alta turbiedad disminuye la capacidad de potabilización del sistema Río Grande,  Ramal Refuerzo Leguizamón y Balsa las Perlas, es decir, se produce menor cantidad porque las partículas y sedimentos ralentizan las plantas y obligan a realizar el retrolavado de filtros con mayor frecuencia.

Desde el EPAS resaltaron que se están realizando las purgas necesarias en las redes para agilizar los tiempos de regularización, lo que puede demorar dos o tres días, aunque no es posible precisar con exactitud ya que se debe a factores climáticos externos.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Advierten baja presión y turbiedad del agua en Neuquén por las tormentas