Advierten mayores complicaciones para la economía en el corto plazo

La decisión de MSCI de rebajar la calificación del mercado argentino a la categoría de “standalone”, terminó por golpear fuerte a los activos nacionales. Especialistas aseguran que, con este nuevo status financiero, se producirán procesos de desinversión y las empresas quedarán más lejos del crédito.

El ministro Guzmán es criticado dentro del Gobierno por la falta de resultados que muestra la economía del país.

Una reacción sumamente negativa reflejaron los activos locales ayer tras la decisión de MSCI de rebajar la calificación del mercado argentino a la categoría de “standalone”, lo que significa que el país está en el escalón inferior en cuanto a la calificación para las inversiones, profundizando la interna en el Gobierno por el complejo rumbo que está tomando la economía.

Un día después de la decisión de MSCI de sacar a la Argentina de mercado emergente y calificarla con el nivel más bajo, el dólar se disparó a 174 pesos y el riesgo país trepó por encima de 1.570 puntos básicos, en ambos casos, representa los peores números de los últimos tres meses, acompañado todo esto por una caída de las acciones de empresas locales en el mercado de Nueva York.

En la city porteña el comentario generalizado era que esto marca un horizonte cada vez más oscuro y preocupante porque restringe aún más el crédito en la Argentina, pero ya no para el Estado, sino también para actividad privada.

“Esto iba a pasar sin dudas. Para decirlo en términos futbolísticos, del Nacional B nos caímos a la primera D, y con los peores jugadores. El problema es que con esto y teniendo en cuenta que no hay un programa económico, ni nada que se le parezca, el futuro de corto y mediano plazo es incierto y muy preocupante”, remarcó un importante operador de la city porteña consultado por Río Negro.

Lo que sorprendió a operadores e inversores en esta última semana fue el escaso rédito que pudo lograr el Gobierno con el anuncio del acuerdo provisorio con el Club de París.

En ese acuerdo, anunciado el último martes, el Gobierno trasladó para el 31 de marzo el compromiso que ya venció del pago de un vencimiento de 2.400 millones de dólares con ese grupo de naciones acreedoras. Los operadores coincidían que el clima “positivo” en el mercado le duró muy poco al Gobierno tras anunciar ese acuerdo.

“Es cada vez más frecuente que los efectos los de anuncios que se consideran positivos dura un día a lo sumo. Por eso, con el tema de la calificación de MSCI el panorama en el mercado se puso mucho más oscuro y preocupante”, recalcó la fuente consultada.

A su vez, en estas últimas horas, en redes sociales, economistas e inversores institucionales mostraron su preocupación por la recalificación y analizaron las posibles consecuencias en la economía del país y la situación financiera de las empresas.

Se estiman desinversiones forzadas por 610 millones de dólares y terminar aislados del mundo”

Gustavo Neffa, economista.

Para Gustavo Neffa “los flujos de fondos que salen del MSCI Emergente por no estar Argentina serán de unos 300 millones de dólares en activos”.

Ramiro Marra, de BullMarkets, fue más pesimista al evaluar que “se estiman desinversiones forzadas por 610 millones de dólares y terminar aislados del mundo” “Esta es una muy mala noticia para los mercados. Literalmente es la clase política lo que no nos permite crecer”, aseguró.

En el mismo sentido, la economista Diana Mondino manifestó no entender “que alguien festeje una categoría que impide inversiones” y que “el Gobierno prefiera menos producción para tener más control”.

Guzmán, en la mira

Los pases de factura hacia el ministro de Economía Martín Guzmán por parte del sector más duro del oficialismo siguen ocurriendo, especialmente desde que la inflación escaló con fuerza y no muestra signos de descenso.

“Somos conscientes que hay algunos dirigentes del fuego amigo que le siguen bajando el pulgar a Guzmán, pero tiene el respaldo del presidente Alberto Fernández”, recalcó una fuente de Gobierno. Al ministro le achacan el hecho de querer tener un perfil político “propio” y estar mucho más pendiente de los organismos internacionales que de la crisis económica que está atravesando el país.

De hecho, Guzmán en los próximos días tendrá una agenda muy importante como es un contacto que mantendrá con la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, y también un viaje a Italia, para participar de un encuentro del G-20, y en la que tendrá reuniones con funcionarios del FMI.

En la city porteña diversos operadores coincidieron que los tiempos lo presionan cada vez más al Gobierno, ya que tanto desde Washington como del FMI le piden que presente un plan económico sostenible como arribar a un acuerdo con el organismo multilateral y reformular el convenio con el Club de París.

Datos clave

2.400
es el monto, en millones de dólares, que logró prorrogar el Gobierno con el Club de París. Una alegría que duró poco.
1.570
es el riesgo páis que tiene hoy la Argentina pese a haber reestructurado su deuda privada hace solo unos meses.

El dólar blue se dispara por la falta de confianza


La desconfianza volvió a instalarse en el mercado y muchos operadores comenzaron a dolarizar nuevamente sus carteras previendo un escenario preelectoral más complicado de lo previsto.

Esta semana la divisa norteamericana continuó con su importante rally alcista. Ayer, el dólar blue volvió a dispararse. La cotización informal registró finalmente un incremento de 4 pesos para ubicarse en 174 pesos al cierre de la jornada. Con este nuevo avance, la paridad informal se mantuvo operando niveles máximos desde finales de octubre pasado y, en lo que va de  junio, acumula un incremento de 17, pesos, el mayor avance


Comentarios


Advierten mayores complicaciones para la economía en el corto plazo