Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Ajuste en Brasil: imponen tope al gasto público y cortan los subsidios

La poda de partidas para disminuir el déficit despierta polémica, ya que incluyen programas de salud y educación. Postergó suba de impuestos.



#

Junto a su ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, Temer prometió ayer hablar “el lenguaje de los mercados”.(Foto: ap )

Michel Temer, presidente interino de Brasil, anunció las primeras medidas económicas de su gobierno. Dos de los anuncios más relevantes son un tope para el gasto público anual y la suspensión de nuevos subsidios estatales para programas de Gobierno, entre ellos los programas de ayuda social. Postergó un aumento de impuestos.

“Tenemos una tarea, una misión, que es hacer que el país camine hacia la meta del crecimiento económico”, dijo Temer al anunciar, junto al ministro de Hacienda Henrique Meirelles, las medidas que calificó como “iniciales”, ya que anticipó que “vendrán otras”.

“Quiero enfatizar que no es en un plazo de 12 días o en dos meses que Brasil saldrá de la crisis”, advirtió el mandatario en Brasilia, al hablar ante los líderes del Congreso, que tendrán la última palabra para que varias de las disposiciones diseñadas vean la luz.

La propuesta relativa al tope de gastos públicos establece que los gastos de cada año solo pueden aumentar en la misma proporción que la inflación del año anterior. Por ejemplo, si en 2016 el Estado gastó 100 millones y la inflación es de 10 por ciento, en 2017 el gasto público no podrá ser superior a 110 millones.

Sin embargo, esta iniciativa necesita que el Congreso apruebe una enmienda constitucional para alterar una normativa en vigor, que establece que algunos gastos públicos, como salud y educación, deben ser equivalentes a un porcentaje determinado del Producto Bruto Interno.

Temer justificó la necesidad de adoptar esta medida diciendo que de 2007 a 2015 “el gasto primario (que no incluye los intereses de la deuda pública) del Gobierno federal pasó de 14 a 19 por ciento del PBI, lo que demuestra que los gastos del sector público se encuentran en una trayectoria insostenible”.

La segunda medida anunciada es el bloqueo de nuevos subsidios para programas de Gobierno, entre ellos el de Agricultura Familiar, que compensa a productores que no consiguen solventarse comercialmente, y Mi Casa, Mi Vida, en el que el Estado asume buena parte de los costos de viviendas populares para la población de baja renta.

Una tercera propuesta es la anticipación del pago de una parte de la deuda que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social mantiene con el Tesoro Nacional. La idea es que el banco de fomento le pague al Gobierno en forma anticipada 100.000 millones de reales (unos 28.000 millones de dólares) del total de 500.000 millones de reales (unos 140.000 millones de dólares) que según precisó Temer el Gobierno le otorgó en los últimos años. “Esto redundará en un ahorro cercano a los 7.000 millones de reales (unos 2.000 millones de dólares) al año para el Tesoro Nacional”, dijo Temer. Esto porque el Tesoro dejará de emitir títulos de deuda.

Esta medida solo podrá ponerse en práctica si se despejan las dudas de que la misma podría configurar una violación a la Ley de Responsabilidad Fiscal.

El contexto político

de las medidas

Temer, quien llegó al poder tras la suspensión de Dilma Rousseff a la espera de su juicio político en el Congreso, busca dar un rumbo firme a su gestión, que a pocos días de haber comenzado enfrenta fuertes turbulencias políticas y económicas.

Se comprometió a recortar el gasto y “hablar la lengua del mercado”.

Números

Datos

47.500
dólares es el déficit de Brasil marcado por el gobierno de Temer para este año. Es casi el 2,75% del PBI.
51%
El crecimiento del gasto público entre 2008 y 2015 según el nuevo gobierno. Los ingresos aumentaron en el mismo período un 14%.

Temas

Brasil

Comentarios


Ajuste en Brasil: imponen tope al gasto público y cortan los subsidios