Alivio: el caudal del Limay comenzará a bajar mañana

La Autoridad de Cuencas informó que para este jueves se espera reducir el caudal a 900 metros cúbicos por segundo. Hubo asistencia a familias en Plottier, Neuquén y General Roca.



En la zona de la calle Tronador se anegó un sector que está ocupado. Foto Yamil Regules

En la zona de la calle Tronador se anegó un sector que está ocupado. Foto Yamil Regules

El caudal del Limay que alcanzó los 1200 metros cúbicos se mantendrá hasta mañana en ese nivel y empezará a bajar en las próximas horas hasta alcanzar los 900 metros cúbicos por segundo. El aumento del caudal afectó a familias de Neuquén y Plottier que se encuentran cerca de la ribera.

Este nivel de erogación desde el compensador Arroyito, fue por las necesidades del Sistema Eléctrico Nacional.

El referente de Neuquén en la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), Elías Sapag, destacó que esta generación de energía que se viene manteniendo desde el viernes fue gracias al ahorro en los embalses.

"Cuando se ahorra tenés para una emergente. Y en este caso el país ha sufrido una emergente. Y tuvieron que despacharnos a nosotros y así hemos logrado que el país no tuviera un colapso", indicó.

Anunció que la baja del caudal a los niveles registrados semanas atrás, ya se sentirá el jueves ya que empieza a descender hasta 900 metros cúbicos por segundo. Explicó que se baja hasta ese nivel porque es el máximo que puede turbinar el embalse de Arroyito.

La AIC detalló que el caudal erogado empezará a disminuir desde mañana con niveles entre 1050 y 1010 metros cúbicos por segundo, y manteniéndose ya desde el jueves entre 900 y 940 metros cúbicos por segundo. 

Sobre la situación de la cuenca de los ríos Limay y Neuquén, Elías Sapag, dijo que "todavía no se ha reflejado en los ríos, la nieve y el clima que hemos tenido a fines de junio y lo que va de julio", pero destacó que "hay muy buena acumulación de nieve, mejor que la del año pasado,y esperamos que con este frente que está ingresando mejore todavía más".

Aunque aclaró que todavía es pronto "para saber qué tipo de año nos espera", explicó Sapag.

Si señaló, que el embalse de Piedra del Águila por ejemplo, está con niveles bajos, ya que se encuentra entre 3 y 4 metros del nivel mínimo.

El aumento del caudal en una cifra que no registraba desde hace cinco años, es por  una demanda energética que responde a más de una causa.

Primero a las bajas temperaturas  por un frente polar que ocasionaron un mayor consumo de gas y electricidad en todo el país. Después se sumó una caída en la producción de fluido. Por último, que no pudo ingresar cargamento de gas natural licuado al puerto de Escobar, por un temporal mar adentro. También la sequía en algunos espejos de agua en otros sectores del país.

 Asistencias a familias

En Plottier por la crecida en el río, hubo que asistir a una matrimonio mayor que vive sobre calle Los Tordos, frente al Club de UPCN.

"La calle tiene entre 40 y 60 centímetros de agua por unos 400 metros. Ahí se asistió a una familia con agua y alimentos", informó el subsecretario de Integración Social y Urbana de Plottier, Pablo Ruiz.

Además dijo que un vecino de Verde Limay, decidió abandonar temporalmente su casa, al ver que el viernes el agua llegaba hasta el patio de su vivienda.

Además la zona de la costa de La Herradura, está cubierta totalmente por unos 15 centímetros de agua.

En el caso de la ciudad de Neuquén se asistió a unas familias en Isla Verde y otras  en barrio Confluencia. En este último sector se entregó frazadas, colchones y leña.

"No sabemos si mañana vamos a amanecer con agua", manifestó preocupada Camila, una vecina de barrio Confluencia.

El río Neuquén se resguarda

A diferencia, del río Limay, el Neuquén, tiene su uso restringido en cuanto a generación de energía. Es de rasgo niveopluvial.

"Hay que resguardarlo porque por el Neuquén hay 70 mil hectáreas bajo riego. En agosto hay que abrir el riego y hay que garantizarlo durante todo el verano y la primavera. Ahí estamos tirando 35 metros, y están entrando 170 metros cúbicos por segundo, porque estamos recuperando ya que veníamos muy mal", explicó Sapag.

Sobre el Neuquén, hay una sola represa, a diferencia del Limay, que tiene cinco.

"El riego se toma el 70 % del agua, 10 % para la ciudad y 20 % es para la industria", explicó Sapag sobre la cuenca del Neuquén.

Observó con optimismo, que al haber más nieve que el año pasado, "es probable que de seguir estas temperaturas, lluvias, y nevadas en cordillera podamos aumentar el caudal".

Sin embargo, indicó que “en invierno hay que ahorrar" y recordó su parte fundamental en el riego para toda la actividad frutihortícola.

"En el río Neuquén, estamos muy bien con la nieve, en el sur, estamos muy bien con la nieve, pero hay que esperar cómo se manifiesta la lluvia en uno u otro lugar. Sobre todo en el sur", observó Elías Sapag.


Comentarios


Alivio: el caudal del Limay comenzará a bajar mañana