Anna Castro, de Regina a soñar con la selección

Con solo 16 años, la jugadora pasó una prueba en el combinado sub-20 y espera su oportunidad. “No me desespera el llamado”, expresó a “Río Negro”.

Foto: Andrés Maripe.

Jugar en la Selección Argentina es el sueño de cualquier futbolista, más en un edad en desarrollo con todo por delante. Es el caso de Anna Castro, la reginense que a los 16 años pasó una prueba con la Sub 20 y espera una nueva convocatoria.
La rionegrina se desempeña en Atlético Regina, que fue uno de los equipos participantes de la primera Liga Confluencia femenina de la historia.
“Pase lo que pase me encantó haber tenido la experiencia, no me la olvido por nada. Son cosas que se aprovechan al máximo y no sabés si la vas a volver a tener”, comentó Castro a “Río Negro”.

La prueba se realizó el sábado 24 de agosto pasado en el predio de AFA en Ezeiza. Se presentaron más de 200 jugadoras en busca de su oportunidad.
“Estaba tranquila, a medida que fue pasando el día me fui poniendo más nerviosa”, relató la reginense. En total disputó dos partidos de una hora y terminó siendo seleccionada junto a otras 21 chicas. Aunque la primera prueba fue superada no es hecho aún que la vuelvan a citar. Para eso deberá esperar a octubre.

“La mayoría de las chicas eran más grandes que yo. Me sentía muy chica a su lado. Tengo 16 no me desespera el llamado, confío en tener otras chances”, aseguró Anna.

La jugadora del Albo es habitualmente volante pero se arriesgó a ubicarse como zaguera ante la numerosa competencia en su puesto.
“Me sentí bien, no sé si pude mostrar todo lo que quería, porque jugué de 2 y habitualmente lo hago de 5. Cuando me inscribí vi que había muchas chicas de delanteras y volantes por eso me puse de defensora”, afirmó.

A partir de la flamante Liga en la región y el impulso de la Selección, a partir del Mundial de Francia y la medalla en los Panamericanos, Castro se mostró feliz por ser parte de esta nueva era. “Es súper importante el boom y el crecimiento del fútbol femenino. Me llena de orgullo, es un logro para nosotras”, dijo.

Difícilmente cuando dio sus primeros pasos en el fútbol a los 6 años, jugando con los varones en su barrio, hubiera imaginado encontrarse diez años después ante una posibilidad así.

Pase lo que pase, Anna Castro ya demostró que está para cosas importantes y por lo pronto buscará seguir creciendo.


Comentarios


Anna Castro, de Regina a soñar con la selección