Anuncian obras para resolver el conflicto por el faltante de agua en Bariloche

Las falencias en el servicio de agua potable afectaron a cientos de familias en los últimos días, que se quejaron por la falta de presión o los cortes absolutos en los horarios pico.

Foto: archivo

Foto: archivo

El gobierno provincial tiene previsto construir un nuevo acueducto desde el lago Gutiérrez con su correspondiente bombeo para reforzar la provisión en los barrios del Alto de Bariloche, que también se verán beneficiados por las obras de infraestructura para un plan de viviendas que se levanta al pie del cerro Otto.

Las falencias en el servicio de agua potable afectaron a cientos de familias en los últimos días, que se quejaron por la falta de presión o los cortes absolutos en los horarios pico.

El ministro de Obras Públicas, Carlos Valeri atribuyó el problema a la bajante “histórica” del arroyo Ñireco, que este verano redujo a un tercio su caudal producto de la sequía “monumental” que padece la región y la falta de nieve en la alta montaña.

Informó que el faltante afecta “exclusivamente” a la zona alta del barrio El Frutillar y que la solución que planearon es el tendido de un nuevo acueducto desde el lago Gutiérrez hasta la cisterna de ese barrio. Dijo que el proyecto “ya está en elaboración”, va a ser licitado próximamente y aseguró que estará concluido “antes del próximo verano”. El caño tendrá una extensión de entre 5 y 6 kilómetros y debe salvar un importante desnivel.

A su vez, Valeri dijo que toda esa zona tendrá un refuerzo extra con las obras de infraestructura que están en marcha para dotar de servicios a las 375 viviendas que se construyen en un loteo social al pie del cerro Otto.

Explicó que el Ñireco, del que dependen algunos de los barrios de la Pampa de Buenuleo (porque otros reciben agua por bombeo desde el Nahuel Huapi) “este con muy poco caudal en pleno verano, cuando por lo general la máxima bajante se da en abril, cuando ya empiezan las lluvias”.

Dijo que la crisis hídrica derivada del cambio climático afecta a los cursos de agua de toda la región, por el faltante de lluvias y porque las nevadas importantes del último invierno “fueron en la estepa, pero nevó poco en la alta montaña”.

Según el ministro, las consecuencias para los vecinos no deberían ser tan graves “si todos tuvieran un tanque de reserva en sus viviendas, que es obligatorio”. Explicó que las unidades habitacionales que construye el IPPV, “tienen todas su tanque”.

Señaló que ese reaseguro sirve no solo para una bajante extraordinaria de la fuente de provisión, como ocurre en la actualidad, sino también “ante un corte de luz, que obliga a suspender los bombeos”.

Insistió en que “ya están los pliegos en elaboración” para construir el nuevo acueducto desde el Gutiérrez y la obra se hará “en el futuro inmediato!. La idea es pasar con el tendido por los tanques ya existentes en barrios como Reina Mora y Entre Cerros y conectarlo luego al acueducto de El Pilar, “lo que permitirá resolver definitivamente la crisis”, afirmò Valeri.

Señaló también que la demanda es cada vez mayor y que Bariloche, por su geografía particular, necesita un sistema muy complejo, con transporte por bombeo desde distintas fuentes de captación y para casi todos los barrios. Según Valeri, de lo que gasta la empresa Arsa en energía en toda la provincia para bombeo de agua “el 40% se destina a Bariloche”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Anuncian obras para resolver el conflicto por el faltante de agua en Bariloche