Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Apenas $ 110, el precio de la tranquilidad



La triquinosis es un grave problema que puede evitarse sólo con 110 pesos. Eso es lo que cuesta el estudio de digestión artificial que se realiza en numerosas veterinarias de la región y que permite saber apenas en una hora si el animal faenado tiene larvas de Trichinella spiralis. El procedimiento –que reemplazó a los estudios que antes se realizaban con un triquinoscopio porque ofrece mayor seguridad– se realiza sobre una pequeña muestra, preferentemente de entraña o intercostal, que se tritura y se coloca en un líquido de digestión durante 30 ó 40 minutos. El profesional roquense Fernando Roig, de Veterinaria del Sur, explicó que el segundo paso es el filtrado, para realizar luego una segunda decantación y finalmente llevar la muestra al microscopio. Si el animal estaba enfermo, allí aparecerán las larvas y se concluirá que la carne y sus derivados no pueden ser consumidos. Roig indicó que el método de detección del parásito puede aplicarse sobre muestras de carne fresca pero también en chacinados. El estudio es de bajo costo en el ámbito privado y en Roca el propio municipio paga algunos análisis, a través del área de Bromatología. Sin embargo, no todos toman conciencia de su importancia y exponen a severos riesgos a familiares, allegados y vecinos distribuyendo alimentos que pueden estar infectados.


Comentarios


Apenas $ 110, el precio de la tranquilidad