Apuntan a industrias no frutícolas



NEUQUÉN (AN).- Avícolas y otras industrias alimentarias y los hipermercados son algunos de los grandes usuarios del sistema eléctrico regional que tendrán que reducir entre las 18 y las 22 su demanda de potencia. La Secretaría de Energía de la Nación podrá seguir de cerca el comportamiento de cada uno porque a raíz de las restricciones que se aplicaron en años anteriores de manera general, las demandas mayores tienen medidores especiales monitoreados de manera remota.

La idea es que la semana que viene, cuando a la temporada frutícola adquiera ritmo, todos los esfuerzos estén puestos en mover los galpones de empaque, los frigoríficos y las jugueras. Además hay que contemplar la actividad vitivinícola, que en las dos provincias demandan energía de un mismo sistema.

En la primera quincena de febrero la actividad será intensa porque a la cosecha de pera William´s le seguirá la de Packham´s y enseguida la de la manzana Red Delicious.

El conflicto frutícola retrasó todo el calendario de cosecha y ahora es muy probable que se haga más intensivo el trabajo en los galpones con la superposición de cosechas, lo que producirá mayor demanda de potencia eléctrica.

Los súper e hipermercados de la zona ya saben de restricciones, porque en el invierno del 2007 fue dispuesto un plan similar pero en todo el país.

Fue evidente porque se aplicó sobre la iluminación, pero esta vez actuará sobre los sistemas de refrigeración, en un verano que mañana volverá a tener temperaturas máximas en torno de los 40 grados.

La industria frutícola no puede prescindir de la energía eléctrica porque sería fatal interrumpir la cadena de producción una vez que las peras y las manzanas llegan a los galpones.

Por ser la ciudad con mayor cantidad de comercios, seguramente será Neuquén la que mayor esfuerzo deba hacer ante esta contingencia.


Comentarios


Apuntan a industrias no frutícolas