Aramco recaudó menos de lo que pagó a sus accionistas




La petrolera estatal de Arabia Saudita recaudó menos de lo que les pagó a sus accionistas. (Foto: gentileza)

La petrolera estatal de Arabia Saudita recaudó menos de lo que les pagó a sus accionistas. (Foto: gentileza)

Saudi Aramco, la petrolera controlada por el Estado de Arabia Saudita, anunció ingresos por 11.800 millones de dólares en el tercer trimestre del año, si bien es un 78% más que el trimestre anterior, significa una caída de 44% interanual y es que en el mismo período del año pasado recaudó 21.200 millones de dólares.   

El salto que registró trimestre a trimestre se explica principalmente por la recuperación del precio del petróleo, con un valor promedio del crudo saudita de 43,6 dólares por barril entre julio y septiembre, en comparación con los 23,4 dólares por barril entre abril y junio. 

En paralelo, la compañía produjo menos petróleo y es que en el informe que le presentaron la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) –que lideran ellos mismos- anunciaron que sus extracciones promedio fueron de 8,81 millones de barriles por día. Durante el segundo trimestre los bombeos fueron de 9,32 millones de barriles diarios. 

Los resultados de la petrolera le permitieron hacerse con un flujo de caja libre (FCF, por sus siglas en ingles) de 12.400 millones de dólares, más del doble de lo que generó la firma el trimestre anterior, que fue 6.100 millones de dólares. Si bien se trata de una suma multimillonaria que supera a cualquier empresa del sector, el monto no fue suficiente para cubrir el pago trimestral de dividendos de la empresa que era 18.750 millones de dólares.  

Sin embargo, esto no implicó que la firma incumpla con sus obligaciones y pagó de igual manera. Pero como si fuera poco, también confirmó que cubrirá con los pagos del cuarto trimestre del año. 

A través de un comunicado oficial, la firma destacó que los resultados muestran la “solidez” financiera y operativa de la compañía, a pesar de la “volatilidad del mercado” y el impacto del coronavirus en la economía global. 

Las inversiones totales de Aramco durante el tercer trimestre fueron de 6.400 millones de dólares, ligeramente más altos que los tres meses anteriores, pero una brecha de 2.300 millones de dólares respecto a lo que desembolsó en el mismo período del año pasado. 

Antes de la pandemia la empresa había proyectado un nivel de inversiones de entre 35.000 y 40.000 millones de dólares para el 2020, pero por la fuerte contracción en la demanda de crudo la firma espera cerrar el año con un CapEx alrededor de los 25.000 millones de dólares. 

"Seguimos adoptando un enfoque disciplinado y flexible para la asignación de capital frente a la volatilidad del mercado", expresó el presidente de Saudi Aramco, Amin Nasser.  


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Aramco recaudó menos de lo que pagó a sus accionistas