Arándanos, el antioxidante perfecto

Una alternativa saludable, con muchas virtudes, ideal para incorporar a cualquier preparación.



De color azul intenso, este fruto apetecible tiene un alto valor nutritivo, por la cantidad de vitaminas y antioxidantes que contiene, siendo estos últimos el principal componente.

Posee múltiples propiedades nutricionales, su consumo es ideal para mantener la salud cerebral y el aparato urinario en perfecto estado. Los arándanos también son perfectos para tratar diversos males cardiovasculares, afecciones bucales y prevenir enfermedades neurodegenerativas.

Estudios realizados por Nutrition Journal demostraron que comer arándanos ayuda a controlar la diabetes ya que mejora la sensibilidad a la insulina en las personas obesas resistentes a esta hormona. Otros aspectos menos esenciales pero también importantes, son los beneficios que tienen para la piel, gracias a los antioxidantes la mantienen tersa y elástica brindando una apariencia juvenil y brillante.

Según la autoridad sanitaria estadounidense, Food and Drug Administration (FDA), estos frutos tienen poco tenor graso, y son considerados como uno de los mejores alimentos para combatir el colesterol, son bajos en sodio, ayudan a disminuir y regular la presión arterial, tienen mucha fibra y alto contenido de vitamina C. Son ideales para una dieta saludable y para perder peso.

Varias investigaciones afirman estabilizan los niveles de azúcar en la sangre y evitan la acumulación de grasa.

Fuera de temporada se consiguen congelados, o desecados, se pueden consumir frescos, congelados, como jugos, postres y hasta helados, Los que vienen congelados no pierden las vitaminas y antocianinas, en cambio, los desecados y los calentados para elaborar mermelada o jugo pasteurizado pierden mucha vitamina C. Funcionan muy bien en preparaciones para desayunos y meriendas, las combinaciones con otras frutas siempre dan buen resultado.

Curiosidades


•Hay dos variedades: rojo y azul (tienen sabores distintos, el azul es más dulce y el rojo más ácido)

•Ambos son ricos en vitamina C y polifenoles antioxidantes

•Crecen en lugares templados

• Los silvestres suelen tener un sabor más puro que los cultivados

•En la heladera duran hasta tres semanas

•No hay que lavarlos hasta el momento de consumir.

La receta: mug cake de arándanos

Ingredientes

5 cucharadas de avena instantánea, 1 cucharadita de polvo para hornear, una pizca de sal. En otro bowl colocar: una banana pisada o una manzana rallada, un chorrito de escencia de vainilla, 1 cda de aceite de coco o de girasol, 2 cucharadas de yogur natural o de leche descremada y un puñado de arándanos

Procedimiento

Unir todo en el bowl apto para microondas. Ir cocinando y cada un minuto sacarlo del microondas para ver si está listo.



Comentarios


Arándanos, el antioxidante perfecto