Argentinos demandan a España por discriminación

La denuncia también es por "tratos crueles". Reclaman un resarcimiento de un millón y medio de pesos. Sin embargo, ayer autoridades de la Policía nacional negaron las acusaciones: iban a una boda y no conocían al novio, dicen.




Los artistas argentinos Wálter Ricardo Vergara y María Silvia Álvarez demandaron al Reino de España por los supuestos delitos de "discriminación y tratos crueles", pues las autoridades migratorias del país europeo les prohibieron el ingreso y los agredieron llamándolos "sudacas".

El episodio ocurrió el 17 de noviembre pasado, cuando ambos argentinos, -él, músico de la Orquesta del Teatro San Martín y ella bailarina- intentaron ingresar a España por el aeropuerto El Prat, de Barcelona. Allí fueron detenidos por las autoridades migratorias locales, bajo el argumento de que "no tenían profesión alguna, ni medios de vida, ni lugar para alojarse en España, así como tampoco dinero para retornar al país".

Sin embargo, la denuncia sostiene que "tenían medios económicos suficientes, inclusive tarjetas de crédito internacionales, y además lugar para la permanencia en España y sus respectivos pasajes aéreos con regreso establecido a sólo 18 días del ingreso". La pareja asegura que había viajado para asistir al casamiento del hermano de Vergara.

A la argumentación oficial por la que fueron rechazados en el aeropuerto se agregaron otros episodios que los artistas, patrocinados por el abogado Alejandro Severín, describieron en su denuncia. Ambos artistas dijeron que fueron detenidos durante 48 horas, que las autoridades españolas no atendieron sus explicaciones sobre la concurrencia al casamiento de un familiar y, en cambio, les dijeron verbalmente que existía una decisión de impedir que "ciertas etnias que respondan a ciertas características fisonómicas ingresaran a Europa". En ese contexto, añade la denuncia, reiteradamente fueron llamados despectivamente "sudacas".

La demanda, que fue presentada ante los tribunales federales de Córdoba, seguramente terminará recalando en la Corte Suprema de Justicia, que tiene competencia originaria por tratarse de un estado extranjero. Los artistas argentinos denunciaron a las autoridades migratorias españolas por presuntos "autores materiales del hecho discriminatorio y tratos inhumanos y degradantes", y les reclamaron un resarcimiento del orden del millón y medio de pesos.

El abogado Severín pidió a la Justicia que los funcionarios que cometieron esos supuestos tratos degradantes con los argentinos sean identificados y extraditados a la Argentina "para ser juzgados por violación de la Convención de Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial y Convención contra la Tortura y de Tratos y Penas Crueles Inhumanos y Degradantes de las Naciones Unidas".

Sin embargo, la Policía Nacional defendió ayer la decisión de expulsar a la pareja, ya que incumplía algunos de los requisitos exigidos a los extranjeros para entrar en territorio nacional.

Walter y María Silva "no tenían alojamiento ni reserva hotelera, no disponían de carta de invitación y traían menos de 100 euros entre los dos", explicaron fuentes del cuerpo policial en declaraciones al diario El País, de Madrid.

Según esas fuentes, los dos pasajeros explicaron a los agentes que habían sido invitados por el dueño de un restaurante para dar una sorpresa a un pariente que se casaba.

Sin embargo, "no conocían el nombre del novio ni donde era el restaurante. Por todo ello, se decidió expulsarlos, aunque, también al contrario de lo que afirman, no estuvieron más de 24 en la sala de devoluciones del aeropuerto de El Prat". La Ley de Extranjería establece que los extranjeros que desean entrar en España deben acreditar 60 euros por día y persona.


Comentarios


Argentinos demandan a España por discriminación