Arranca juicio a Hussein bajo extrema seguridad

El El ex presidente iraquí comparecerá ante un tribunal para la primera de lo que se espera sea una polémica serie de juicios por las atrocidades que habría cometido al frente de su gobierno.



BAGDAD.- El proceso al ex presidente iraquí Saddam Hussein y a siete de sus lugartenientes comenzará hoy en Bagdad ante el Tribunal Especial Iraquí (TEI), que sólo lo juzgará por un crimen, cuyo expediente ya está completo: la masacre de 143 aldeanos chiítas en 1982.

El juicio tendrá lugar en un edificio situado en la zona verde, un sector ultraprotegido de seis km2 en pleno corazón de Bagdad.

El inicio del proceso tendrá lugar cuatro días después del referéndum sobre el proyecto de Constitución iraquí que, se supone, deja atrás definitivamente el capítulo del hombre que reinó en Irak durante 24 años.

Juzgados por "la ejecución de 143 ciudadanos, el secuestro de 399 familias, la destrucción de sus casas y tierras" agrícolas en la aldea de Dujail, 60 km al norte de Bagdad, los acusados podrían ser condenados a muerte.

Saddam Hussein fue capturado ocho meses después de la caída de su régimen, ocurrida el 9 de abril del 2003 tras la entrada a Bagdad de las tropas estadounidenses que invadieron Irak.

El ex dictador y sus allegados comparecerán ante cinco jueces y la audiencia será rodeada de medidas de seguridad excepcionales.

En principio, el proceso será público, anunció el 13 de octubre el portavoz del TEI, el juez Raed Al Juhi, quien dirigió en parte la instrucción.

"Será público, a menos que el tribunal decida realizarlo a puerta cerrada. Yo espero que sea transmitido en directo por la televisión", señaló.

Sin embargo, no se conocen muchos datos específicos sobr La identidad de los cinco jueces será secreta hasta último momento, por razones de seguridad, según Al Juhi.

Tampoco se conoce la hora de apertura del juicio.

Según Juhi, la defensa ha tenido acceso al expediente, contrariamente a lo que afirma el abogado iraquí del ex gobernante, Jalil Al Dulaimi.

Precisamente, el abogado del ex presidente iraquí anunció este martes que pedirá un aplazamiento de "al menos tres meses" del juicio contra su cliente.

"Me reuní con 'el presidente' esta noche y le informé de la fecha del proceso. Su moral es excelente", dijo al Dulaimi, y agregó que pediría un "aplazamiento del proceso de al menos tres meses".

"Todas las opciones son posibles, incluido el aplazamiento, que es uno de los derechos de la defensa", sostuvo el letrado.

Después de que un convoy en el que iba Saddam Hussein fuera blanco de disparos, 143 aldeanos de Dujail perecieron en las represalias lanzadas por sus servicios de seguridad.

Numerosas propiedades y granjas fueron destruidas, y los sobrevivientes fueron condenados al exilio interno por cuatro años.

Juhi anunció que otros doce casos estaban siendo documentados contra el ex presidente.

La organización norteamericana de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch se declaró preocupada de que el proceso no respete las normas internacionales y reclama un juicio equitativo y que se dé a los acusados los medios para defenderse "vigorosamente".

La Secretaría de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, ha declarado por su lado que espera que el juicio permita la reconciliación entre iraquíes, estimando que el proceso no inflamará aún más a la minoría sunita en la que se apoyaba el antiguo régimen. (AFP)

REACCIONES : Poco interés de Bush

WASHINGTON Y BAGDAD.- El comienzo del proceso contra el ex dictador iraquí Saddam Hussein despierta poco interés en el presidente estadounidense George W. Bush, pero una reacción contraria genera en los seguidores del ex dictador, quienes se acercarán al lugar del juicio para alentarlo.

Según indicó la Casa Blanca, Bush no habló últimamente del caso y dirigió su atención hacia una serie de otras cuestiones y prioridades, dijo ayer el vocero de la Casa Blanca, Scott McClellan, en Washington.

Según las palabras de McClellan, se trata de un proceso iraquí.

Washington prestó su respaldo al tribunal especial con expertos en derecho y ayuda técnica, para que se mantuvieran los estándares internacionales, precisó.

McClellan sostuvo que el juicio comenzará con una audiencia sobre cuestiones vinculadas al proceso, y continuará luego en varias semanas.

En tanto, en Bagdad, decenas de fieles al ex dictador iraquí se manifestaron ayer por la tarde a su favor en su feudo de Tikrit y en Dur, al norte de Bagdad, un día antes de la apertura de su juicio ante el Tribunal Especial Iraquí (TEI) en la capital, indicaron testigos.

Varias decenas de hombres recorrieron las calles tras la oración de la tarde en la gran mezquita de Tikrit, 180 km al norte de Bagdad, con retratos del derrocado mandatario.

Gritaban: "No, no al gobierno traidor", "muerte a los agentes del extranjero" y "larga vida al líder presidente".

Otras dos marchas en favor de Saddam Hussein tuvieron lugar en la ciudad por la tarde y algunas mujeres se sumaron a ellas, según los testigos.

Otra manifestación tuvo lugar en Dur, ciudad que cuenta con numerosos fieles al ex presidente, según habitantes de esta localidad, de donde es oriundo el número dos del viejo régimen, Izzat Ibrahim Duri, aún prófugo.

A Saddam Hussein sólo se lo juzgará por un crimen, cuyo expediente ya está completo: la masacre de 143 aldeanos chiítas en 1982.


Comentarios


Arranca juicio a Hussein bajo extrema seguridad