Artes visuales, la carrera que despierta el alma

Unos 120 estudiantes cursan en la sede de la Universidad Nacional de Río Negro. Curadores, críticos, trabajadores de museos o artistas son algunas de las opciones de los futuros licenciados. Historia y objetivos de Zulema Fernández, la directora.



1
#

Pasión por el arte. Es lo que les sobra a los alumnos que cursan la carrera.(Foto: juan thomes )

2
#

Las prácticas son una parte esencial de la formación de los futuros profesionales.

El arte es su pasión y su gran amor. Así define lo que siente cuando tiene que referirse a la carrera de su vida: Artes Visuales.

A sus 64 años, Zulema Fernández es la directora de la carrera que se dicta en la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) con sede en esta ciudad.

Hace tres años que está al frente y desde entonces no deja de soñar con que los cipoleños “terminen de adueñarse con la carrera”.

Sentada en una de las aulas de la sede de calle España 750, donde dicta clases, comienza a relatar sus primeros pasos en la profesión que hoy ya es parte de su vida. “Siempre lo supe”, afirma cuando tiene que explicar por qué eligió estudiar arte.

Al intentar recordar la primera vez que tuvo contacto con el arte tiene que hacer un esfuerzo para saber cuándo fue que le surgió ese primer pensamiento que le hizo saber que se dedicaría a expresarse a través del arte. “Siempre supe que iba a dedicarme a algo que estuviera vinculado al arte porque sabía que sólo quería estudiar una carrera que me permitiera dibujar y pintar. Era muy chica cuando tuve la certeza de que iba a hacerlo”, relató la directora de la carrera de la UNRN.

Haciendo memoria cuenta que hizo dos secundarios: uno para complacer a sus padres y el otro por simple placer.

“Iba a un secundario por la mañana que era el de bachillerato y al otro me anoté porque tenía una orientación sobre arte. Iba por la noche pero no me importaba”, señaló. En ese momento vivía en Buenos Aires.

Llegar al Valle

Su pasión era tal que hasta se llegó a empeñar. “Lo hacía para poder comprarme materiales para pintar y seguir estudiando”, contó. Más tarde las ganas de cumplir su sueño la trajeron al Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

En 1983 se radicó en Roca y cerca de una década más tarde lo hizo en Cipolletti. Era 1993 cuando llegó a la ciudad.

Atrás quedaron los talleres de dibujo que dictaba en Roca para comenzar a hacer algo que añoró durante años: dar clases de historia del arte.

“Al poco tiempo que llegué a Cipolletti comencé a dar clases en el colegio Jean Piaget y aún lo sigo haciendo. Es una gran adicción. Me da mucho placer ir viendo cómo ellos van descubriendo el arte, su importancia y el impacto social que tuvo a través de los siglos”, asegura.

Respecto a la carrera, la directora de Artes Visuales sostiene que los cipoleños deben adueñarse de ella, hacerla propia. Lo dice porque está convencida que a través del arte se pueden expresar sensaciones, emociones y hasta reflejar lo que ocurre socialmente.

La carrera de Artes Visuales fue inaugurada en 2011 aunque antes existía una similar que dictaba en Cipolletti el Instituto Universitario Nacional de Arte (IUNA). Cuando la Universidad Nacional de Río Negro creó su sede en Cipolletti absorbió la matrícula existente, situación que no estuvo exenta de polémica.

El título que otorga es de licenciado en Artes Visuales con Orientación Pintura o Artes del Fuego. El plan de estudios está estructurado en cuatro años. Se prevé en un futuro crear un profesorado.

Equilibrio entre la teoría y la práctica

La carrera fue inaugurada en el 2011. Está orientada para aquellas personas que deseen vivir del arte. Su directora asegura que hay un equilibrio perfecto entre la teoría y la práctica.

Opciones. Los estudiantes cuentan con un amplio abanico a la hora de elegir a qué dedicarse cuando se reciban: desde trabajar en un museo, ser artistas independientes, curadores o críticos de arte, son algunas de las alternativas.

Licenciatura. Es el título que se obtiene en la actualidad tras cuatro años de estudios, pero hay un proyecto para implementar a futuro el profesorado.

Estudiantes. En total son 120 alumnos los que están cursando activamente.

Información e inscripción. Aquellos que estén interesados pueden acercarse a la sede de la UNRN ubicada en calle España 750.

El dato

“Los cipoleños deben adueñarse de la carrera de Artes Visuales. Hacerla propia”.

Zulema Fernández, directora de la carrera de Artes Visuales de la UNRN.

Datos

4
años para obtener la licenciatura. Unos 120
estudiantes cursan en forma activa en la actualidad.
“Los cipoleños deben adueñarse de la carrera de Artes Visuales. Hacerla propia”.

Comentarios


Artes visuales, la carrera que despierta el alma