Aseguran que el turismo no disparó la curva de contagios en San Martín

Desde la secretaría de Turismo de San Martín de los Andes, confirmaron que los nuevos casos detectados se produjeron por reuniones en lugares cerrados, por dos marchas que se realizaron en diciembre y por los festejos de Navidad y Año Nuevo.





San Martín de los Andes pasó a ser la segunda ciudad con mayor cantidad de nuevos contagios de covid-19, con un 600 activos reportados. Cuando esto sucedió la opinión pública se dividió en dos, la mitad sostuvo que la disparada de la curva se debió a la liberación del turismo en la región. Sin embargo, ayer el secretario de Turismo de San Martín de los Andes, Alejandro Apaolaza, salió a desmentir esta versión.


El funcionario aseguró que desde el 1 de diciembre cuando se habilitó la temporada de verano, de los 600 contagios activos, solo tres fueron turistas provenientes de la capital neuquina.


“Al presentar síntomas automáticas llamaron a la guardia del hospital local, se les realizó el test, se les diagnosticó al enfermedad y fueron aislados de manera inmediata. Además manifestaron que no habían tenido contacto estrecho con ninguna otra personas”, explicó Apaolaza.

El secretario aseguró además que el todo el comercio, gastronomía, hotelería, prestadores turísticos y servicios, “todos cumplieron con los protocolos establecidos para prevenir la propagación del virus. “No solo son estrictos en las normas de seguridad para el cuidado de la salud de todos, sino también porque llegaron con lo justo para poder abrir la temporada, y eso también tiene que ver con cuidar su recurso económico y poder mantener las fuentes laborales”, sentenció Apaolaza.


Según el funcionario y de acuerdo a las conclusiones a la que arribaron los comité de emergencia, los contagios de propagaron luego de las marchas del 9 y 12 de diciembre, por las fiestas de Navidad y Año Nuevo y por reuniones y juntadas donde no hubo seguridad.

“Hubo asados o juntas de 20 personas en lugares cerrados, compartieron la vajilla o no utilizaron tapaboca y es allí donde se detectaron los últimos casos. Esto lo sabemos porque fueron las propias personas que se acercaron a las guardias y lo informaron al ser consultados sobre el nexo de contagios”, dijo Apaolaza, quien además insistió que el turista es muy respetuoso del cumplimiento de los protocolos.

Dato

600
casos activos tiene la localidad cordillerana, según los últimos reportes del comité de emergencia de la provincia.


Consultado sobre la posibilidad de instalar el toque de queda nocturno, el secretario de Turismo pidió a las autoridades analizar muy bien la situación.

No se si daría resultado, teniendo en cuanta que en San Martín tenemos luz de día hasta más tarde y los restaurantes comienzan a recibir comensales a partir de las 22. Es como darle un tiro de gracia a un sector que estuvo muy castigado durante nueve meses, que llegaron con lo justo a la temporada de verano”, consideró.


Por otra parte, el municipio implementa fuertes controles en las zonas de mayor concurrencia de público. Las recorridas son realizadas por personal municipal, guardavidas en las costas y prefectura.


Además prevé incorporar los próximos días lo que denominaron “equipo de anfitriones turísticos”, integrado por guías de turismo que recorrerán diferentes sectores para concientizar a los turistas y vecinos sobre la importancia de aplicar las medidas de seguridad sanitaria.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Aseguran que el turismo no disparó la curva de contagios en San Martín