Asoma una "inevitable" reforma fiscal tras las elecciones, según los expertos



Contadores y expertos cuestionaron hoy el nuevo impuesto a la Renta Financiera y consideraron que será "inevitable" una reforma fiscal , tras las elecciones de octubre.

En un desayuno organizado por el Estudio Lisicky Litvin y Asociados, en la Bolsa de Comercio, Cesar Litvin consideró "inevitable una reforma fiscal", porque el impuesto a la Renta Financiera "no genera casi recaudación, y genera muchas complicaciones" para los contadores y para el fisco a la hora de recaudar.

El experto disertó junto a Andres Djmal, del mismo estudio, acerca del tratamiento del impuesto en cuestión, tanto para personas humanas como las empresas, en un evento con al menos 300 contadores y analista.


Según Litvin, se necesita una reforma tributaria sin gradualismo, y llamó a tomar el ejemplo de otros países como Holanda, y sin mencionarlo, Estados Unidos, que "recientemente redujeron los impuestos para elevar el nivel de actividad y aumentar la recaudación".

"La crisis cambiaria comenzó hace un poco más de un año, el 25 de abril de 2018, ya que un día después, el 26 de abril comenzaba a regir la nueva Ley que le dio vida al impuesto" propuesto por Sergio Massa, y "generó un daño inconmesurable en el sistema financiero cuando se fueron varios fondos de inversión del exterior", expresó el asesor de empresas.

Litvin enumeró la serie de "incongruencias" detectadas por los contadores respecto del nuevo impuesto, que deberá presentarse el mes próximo, junto con ganancias.


Resaltó que "quien compre bonos en Brasil o de Bolivia, gozarán del beneficio de no ser alcanzados por el impuesto a la renta", debido a que rigen los convenios bilaterales que impiden doble tributación entre países.

También aseguró que "quienes tomaron un plazo fijo en pesos en el 2018 pueden tener que pagar el impuesto, aún si perdieron con inflación, que subió un 47% y con un dólar que trepó 102%,para igual período. ¿Dónde está acá la renta?", agregó.

Según recordaron los expositores, con el nuevo impuesto dejan de estar exentos las tenencias de títulos públicos y bonos de empresas, los plazos fijos; comenzarán a estar gravadas las monedas digitales y continuarán exentos los intereses de las cajas de ahorro y acciones que cotizan en la Bolsa con autorización de la Comisión Nacional de Valores.

La tasa que pagarán quienes estén alcanzados por este impuesto cedular es de 5% para tenencias en pesos, y de 15% en dólares. La misma alícuota de 15% regirá para venta de inmuebles que hayan sido comprados a partir de la vigencia de la nueva ley, es decir, desde el 2018 excepto el inmueble utilizado par la vivienda.


Temas

Economía

Comentarios


Asoma una "inevitable" reforma fiscal tras las elecciones, según los expertos