Aumentó la cantidad de madres sin empleo

Un informe de Estadística y Censos de Neuquén marcó que el 63% de las mujeres que dieron a luz en 2017 no trabajaba ni buscaba trabajo. En un 6,8% más que hace una década.



Las tareas de cuidado del hogar y la familia no son consideradas como trabajo por los estudios cuantitativos. (Foto: Florencia Salto)

El 63% de las mujeres que fueron madres en Neuquén durante 2017 “no trabajaba ni buscaba trabajo”, según un análisis de la evolución de los nacimientos registrados en la provincia en los últimos diez años. La cifra aumentó 6,8 puntos porcentuales en comparación con 2008, cuando representaba el 54,7%. Esta perspectiva es limitada, ya que alude al empleo remunerado, e invisibiliza el trabajo de reproducción cotidiana de la vida que realizan estas mujeres: las llamadas tareas de cuidado no pagas.

El informe pertenece a la dirección de Estadística y Censos y toma los datos proporcionados por la subsecretaría de Salud de la provincia. Caracteriza a las madres por tres variables: edad, nivel de instrucción y situación laboral. Si bien no se trata de un estudio que aborde específicamente la inserción de las mujeres en el mercado laboral, devela un indicador económico pocas veces ponderado.

“En términos estrictamente económicos el trabajo de cuidado está contribuyendo a generar valor agregado económico, porque reproduce la fuerza de trabajo a bajo costo”.

Corina Rodríguez Enríquez es doctora en Ciencias Sociales.

“El concepto de trabajo que manejan las estadísticas es reducido. Se entiende trabajo a la actividad humana destinada a la producción de bienes y servicios con valor económico en el mercado, pero esta mirada así de restrictiva deja afuera otro montón de trabajos”, sostuvo Corina Rodríguez Enríquez, doctora en Ciencias Sociales e investigadora del Conicet.

Estas mujeres, que al momento de ser madres declaran no trabajar ni buscar trabajo, en realidad sí lo hacen. Se encargan de las labores domésticas. Esto ayuda a reducir “costos” al interior de las familias, pero compromete su autonomía económica al carecer de un empleo registrado, por ejemplo, con descuento jubilatorio.

La participación de las mujeres en el mercado de trabajo en la provincia aún es baja: se ubica en el 39,7%, de acuerdo a un relevamiento que se hizo en siete localidades, correspondiente al tercer trimestre de 2017.

Para Rodríguez Enríquez una posible explicación de este fenómeno es “que las mujeres tienen menos oportunidades en el mercado laboral, y a su vez siguen estando sin resolverse las cuestiones de cuidado. Entonces estas mujeres, que probablemente se estén dedicando a hacer tareas domésticas y de cuidado, frente a la ausencia de políticas que permitan una mejor organización del cuidado, y con una participación en el mercado laboral que tiene pocas chances de ser de calidad, la opción entre comillas que tienen es permanecer inactivas en los términos estadísticos, asumiendo las responsabilidades domésticas".

La especialista afirmó: “Esta contribución que no se califica como trabajo, que está negada, es esencial al funcionamiento del sistema económico y social. Si no existiese ese trabajo, que mayormente realizamos las mujeres, no se podría reproducir la fuerza de trabajo”.

Agregó: “Si lo pensamos en términos estrictamente económicos este trabajo de cuidado está contribuyendo a generar valor agregado económico, porque reproduce la fuerza de trabajo a bajo costo, y porque asegura el bienestar de las personas. De hecho algunos países han llevado esta discusión más adelante y han hecho estimaciones de cuál es esa contribución en términos monetarios. México es el ejemplo más sólido. Llegan a conclusiones de que la contribución monetaria del trabajo de cuidado no remunerado equivale al 20% del PBI".


Comentarios


Aumentó la cantidad de madres sin empleo