Aún no saben si la joven fue víctima de un delito

La ingesta de alcohol pudo ser voluntaria, de acuerdo con una de las hipótesis. Hay un solo detenido, que estaría a punto de salir libre, y buscan a otro sospechoso.

NEUQUÉN (AN)- La justicia trata de desentrañar si Gimena Salazar murió víctima de algún delito o producto de una ingesta de alcohol desmesurada pero voluntaria. Del modo como se resuelva esta incógnita depende el futuro del grupo de hombres y mujeres que compartieron con ella la fiesta en la cual falleció. Es decir, si serán detenidos o no.

Gimena (18) fue vista por última vez la madrugada del pasado miércoles 12 compartiendo una reunión en una vivienda del barrio San Martín de Centenario. El viernes su cadáver fue hallado sin signos de violencia pero semienterrado en la meseta al norte de esa ciudad.

Como informó ayer "Río Negro", la autopsia determinó que la causa de la muerte fue "intoxicación alcohólica aguda".

Ahora trascendió más información sobre lo que habría ocurrido la noche fatal.

De acuerdo con las declaraciones de testigos y lo que pudo recoger la investigación de la comisaría Quinta de Centenario y la división Homicidios, de esa reunión participaron al menos seis hombres y cuatro chicas, algunos con antecedentes delictivos. Entre ellos figura el primo de un encumbrado funcionario de la municipalidad de Vista Alegre aunque no tendrían trato frecuente. Ayer se realizaron allanamientos tratando de ubicarlo, pero sin éxito.

En la fiesta se habrían consumido estupefacientes, pero sobre todo mucho alcohol. En determinado momento Gimena se habría descompensando, pero sus amigos no habrían tomado conciencia de la gravedad de su estado y se limitaron a dejarla acostada sobre un colchón.

Cuando se dieron cuenta de que la joven no reaccionaba decidieron ocultar el cuerpo. Ahí fue que la trasladaron en moto hasta la zona de bardas donde apareció.

Por lo que se sabe hasta ahora, Gimena no murió en el lugar donde la encontraron. Llegó ya fallecida, y hay signos de que arrastraron su cuerpo hasta depositarlo en una especie de fosa natural para luego cubrirlo con tierra y ramas.

Tampoco encontraron signos de violación aunque habría elementos que permitirían deducir que la joven mantuvo relaciones sexuales en los momentos que rodearon su muerte.

Respecto del único detenido, se trata de uno de los jóvenes que participó de la fiesta. Podría recuperar su libertad en las próximas horas porque no está claro si cometió algún delito.

"Este caso lo van a definir las pericias", indicó ayer una fuente con acceso al expediente.

Se refería a que los investigadores encargaron una batería de estudios científicos para tratar de determinar con la mayor precisión posible las causas de la muerte de Gimena y las eventuales responsabilidades de quienes estuvieron con ella esa noche.


Comentarios


Aún no saben si la joven fue víctima de un delito