Báez, en carrera para construir la represa Néstor K

El presupuesto es de más de 24.000 millones de pesos.



#

Archivo

BUENOS AIRES.- Austral Construcciones SA, la firma del empresario kirchnerista Lázaro Báez, imputado por presunto lavado de dinero, se encuentra entre las cuatro finalistas para adjudicarse la licitación para la construcción de las represas hidroeléctricas santacruceñas “Néstor Kirchner” y “Jorge Cepernic”.

El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, encabezó ayer al mediodía la apertura de ofertas de las empresas inscriptas en la licitación para la construcción de las represas Cepernic (ex La Barrancosa) y Kirchner (ex Cóndor Cliff) en Santa Cruz, en el Ministerio de Economía.

El funcionario, sindicado como favorecedor Báez en varias licitaciones, afirmó que “esta obra es central para esta década a ganar, es fundamental para este modelo y este proyecto de desarrollo político, social y económico que lleva adelante la presidenta” Cristina Fernández.

Allí se determinó que Austral Construcciones forma una de las cuatro UTE (Unión Transitoria de Empresas) finalistas para adjudicarse la licitación de las obras, y De Vido aclaró que la restante fue excluida por “déficit en la presentación”.

Para la apertura del sobre número dos, en el microcine del Ministerio de Economía, De Vido estuvo acompañado por el secretario de Obras Públicas, José López; el subsecretario de Recursos Hídrico, Edgardo Bortolozzi; y el secretario de Energía, Daniel Cameron.

Se indicó que ambas represas se construirán sobre las márgenes del río Santa Cruz, y se estima que aportarán 1.740 megavatios de potencia al Sistema Interconectado Nacional, y demandarán una inversión de poco más de 24.000 millones de pesos.

De Vido informó que, entre las distintas UTE, participan once empresas de Argentina, dos de China, una de Francia, una de Brasil y otra de España.

Otro aspecto turbio de esta licitación son las estancias que acumula Báez al costado del río Santa Cruz, y que serán inundadas cuando se construyan los complejos y por las cuales debería ser indemnizado.

El proceso de acumulación de Báez comenzó en el 2007 y el 2008 mediante la compra de las primeras diez estancias (Alquinta, Los Baguales, Coronel Guarumba, Verdadera Argentina, La Santafesina, La Julia, La Entrerriana, Ana, Cruz Aike y La Porteña. (Ver mapa)

Las 10 suman 200.000 hectáreas. Por ellas, aseguró la dirigente del ARI santacruceño Mariana Zuvic, se pagaron al contado 28 millones de dólares. Y fueron adquiridas por las compañías Austral Construcciones, Austral Agro, Valle Hermoso SRL y Fernando Javier Butti, con un poder general a nombre de Lázaro Báez de quien era su contador.

Báez, junto al financista Federico Elaskar y el contador Leonardo Fariña, está siendo investigado por el juez Sebastián Casanello en el marco de la denominada “la ruta del dinero” que pasó por SGI, la financiera conocida como “La Rosadita”, por donde se sospecha que giraba al exterior dinero el empresario. (DyN)

El empresario santacruceño –históricamente ligado al kirchnerismo– en una de sus últimas apariciones.


Comentarios


Báez, en carrera para construir la represa Néstor K