Balean a un guardaparque desde un auto que rehusó identificarse

Sospechan que se trata de cazadores furtivos de la zona.



#

Cerca de donde le dispararon a Núñez hallaron una mochila con carne de ciervo.

Mariana Fernández

VILLA LA ANGOSTURA(AVLA) En la noche del martes un guardaparque y un efectivo policial recibieron dos disparos cuando realizaban un operativo en la ruta 231.

El guardaparque Domingo Nuñez y un efectivo de la comisaría 28 volvían de recorrer la zona del Limay ante la denuncia de caza furtiva dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi que habían recibido por la tarde.

Cuando regresaban, alrededor de las 21:40, en dirección a La Angostura observan en el km 20 un vehículo estacionado subiendo pasajeros. Al advertir una situación sospechosa, el guardaparque da aviso al destacamento Muelle de Piedra para que detuviera el vehículo. Mientras, el móvil de Parques lo seguía a una distancia prudencial. A la altura del arroyo Ragintuco, el auto gira en U y retoma la ruta en dirección a Bariloche. El guardaparque prende las balizas identificatorias y comienza una persecución.

“Cuando el auto se da a la fuga, nos separamos unos metros. Eran tres, uno de los acompañantes salió por la ventana y tiró un tiro que creo que fue por debajo de la camioneta, por lo que tomamos distancia, y avisé a todos para que lo esperaran porque ya era grave lo que estaba pasando”, relató Nuñez a “Río Negro”. En la curva a la altura del arroyo Pedregoso, en una loma “el auto nos estaba esperando y estaba esta persona con un fusil, que tiró el segundo tiro que pegó en la camioneta. Tuve que frenar de golpe porque pensé que me había pegado un tiro”, agregó el guardaparque. El proyectil, de lo que sería un arma larga tipo fusil, entró por el parabrisas justo en el sector del conductor pero quedó incrustado en el torpedo del volante. Por las esquirlas del plástico y se presume que del mismo impacto, Nuñez perdió algunas piezas dentarias y sufrió lesiones en la boca y el rostro. Tras el incidente fue atendido en el hospital local pero fue dado de alta.

“No hay antecedente de esto. El tema pasa porque la gente que hace esto mañana mata a otro, no se justifica por caza furtiva. Salvo que tengan algo que ocultar, que el arma sea robada o no sé”, indicó el guardaparque. Trascendió que el policía que iba de acompañante habría visto un punto rojo que provendría de una mira infrarroja, lo que abonaría la hipótesis de que apuntaron directamente al vehículo.

Tras el hecho, la policía, Gendarmería y Parques montó un operativo cerrojo en búsqueda de los sujetos y el vehículo, sin resultado positivo hasta el momento. Ayer al mediodía en inmediaciones del lugar de los disparos la policía encontró tirada una mochila con unos 40 kilos de carne de ciervo. Se presume que está vinculada con la causa que ahora investiga Gendarmería Nacional y el Juzgado de Zapala.

El vehículo: la clave

Tanto el guardaparque como el policía que lo acompañaba tomaron nota del dominio del vehículo. Fuentes allegadas al procedimiento indicaron que en un principio actuó la policía y al rastrear la patente en el sistema nacional encontraron que se trataría de un Renault Clio, cuyo propietario original es de La Angostura. De esta manera, recobra fuerza la hipótesis de que sería gente local la que protagonizó el ataque. Se cree que al auto está escondido en algún lugar cercano. Fuentes de Parques Nacionales indicaron que una modalidad frecuente de los cazadores furtivos es ir en dos autos para distraer.

El testimonio del guardaparque


Comentarios


Balean a un guardaparque desde un auto que rehusó identificarse