Bariloche abrió su gran fiesta de placeres gastronómicos

Se inauguró una nueva edición del Bariloche a la Carta en el Centro Cívico, con más de 120 emprendedores locales y de la región. Esperan miles de visitantes.



Los visitantes tienen varios estands para detenerse y disfrutar de los aromas y sabores, porque hay platos preparados para todos los presupuestos. Foto: Alfredo Leiva

Los visitantes tienen varios estands para detenerse y disfrutar de los aromas y sabores, porque hay platos preparados para todos los presupuestos. Foto: Alfredo Leiva

La gran fiesta de la gastronomía local y regional dejó inaugurada ayer en el Centro Cívico su muestra anual, en la que exhiben su producción más de 120 emprendedores de toda la provincia.

Las delicias gourmet más singulares están presentes en las amplias globas de Bariloche a la Carta (BALC), donde montaron sus cuidados stands, muchos pertenecientes a los principales restaurantes de la ciudad, las cervecerías, chocolaterías, proveedores de quesos y fiambres, frutas, dulces, vinos, conservas y un sinnúmero de productos indispensables en la alta cocina.

El gobernador Alberto Weretilneck encabezó la inauguración y destacó la importancia de la iniciativa privada en el sector turístico y gastronómico de Bariloche. Valoró que no sólo desarrolló una propuesta como BALC, que ya lleva seis años, sino que permitió a la ciudad recuperarse de la grave crisis del volcán Puyehue, con la que se encontró al iniciar su gestión hace ocho años.

“El destinatario de todo esto es el turista, que tiene que ver que le ofrecemos cada vez algo distinto”, afirmó el gobernador.

Destacó también que Bariloche a la Carta contribuyó a superar los recelos existentes entre la ciudad cordillerana y el resto de la provincia. “Antes no pasaba y hoy es común que los restoranes de Bariloche tengan en su carta los vinos rionegrinos”, refirió.

Recorrer la feria es un agrado para los sentidos y hay una amplia oferta para todos los gustos. Foto: Alfredo Leiva

El intendente Gustavo Gennuso dijo estar orgulloso de la fiesta gastronómica que ya es un clásico del fin de semana largo de octubre. Enfatizó que es una forma de “poner de manifiesto el trabajo de la gente, que es la esencia de la atención al turista”.

El presidente de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica, Claudio Roccatagliata, dijo también que el BALC evolucionó con los años y es “producto del trabajo”.

Los actores, que participan de la organización, recalcaron que la gran muestra gourmet, que se extenderá hasta mañana y la semana con actividades y promociones en restoranes, ya es un producto turístico en sí mismo.

El destinatario de todo este evento es el turista, que tiene que ver que nos esforzamos por ofrecerle cada vez algo distinto

Alberto Weretilneck, gobernador de la provincia de Río Negro

Gennuso sostuvo que ya está instalado el criterio de que los visitantes, además de elegir Bariloche por sus paisajes, también valoran como un plus decisivo la hotelería y la buena gastronomía.

La feria BALC tiene este año 3.000 metros cuadrados cubiertos, con enormes globas que abarcan la calle Independencia y parte de la plaza del Centro Cívico. En el espacio al aire libre también hay varios food trucks, y numerosas mesas y bancos para degustar los platos que allí se venden, al modo de un gran living.

Lucio Bellora, responsable de la organización, pronosticó que “entre 40 y 50 mil personas” visitarán la muestra y que recién este año tendrán una estimación precisa de cuántos son residentes y cuántos turistas. Señaló que según las consultas por internet, “el 60% de la gente no es de la ciudad.

Dijo que “a pesar del momento crítico” en lo económico, “funcionó muy bien” desde el lunes la grilla de ofertas en restoranes y cervecerías, que permiten comer platos gourmet con descuentos del 20%. “Hay para todos los presupuestos”, afirmó Bellora.


Comentarios


Bariloche abrió su gran fiesta de placeres gastronómicos