Bariloche analiza achicar los costos del transporte

El intendente Gustavo Gennuso dijo que tiene garantizado el 75% de los subsidios que se eliminan en enero. Evalúa la reducción de frecuencias y la quita de unidades de reserva.

1
#

A partir del 1 de enero Mi Bus tendrá una tarifa mínima de 27 pesos, sin contemplar la quita de subsidios. (Foto: marcelo martínez )

2
#

El gobierno municipal define a contra reloj cómo suplir unos 5 millones de pesos mensuales de la quita del subsidio que resta resolver, después de obtener el compromiso del gobierno nacional y provincial de cubrir el 75 por ciento de los aportes que dejará de recibir Mi Bus en enero.

Bariloche tiene unos 170 millones de pesos anuales de subsidios nacionales. Provincia cubrirá la mitad y nación otro 25 por ciento, confirmó el intendente Gustavo Gennuso y dijo que el 25 por ciento restante debe ser resuelto por la órbita municipal.

“Estamos haciendo un esfuerzo para que no llegue el impacto a los usuarios”, dijo Gennuso quien recordó que a partir del 1 de enero rige el segundo tramo del aumento del boleto que llevará la tarifa mínima a 27 pesos (ver aparte).

El esquema que evalúa el intendente con la empresa Mi Bus implica una reducción de frecuencias en algunas líneas y horarios específicos cuando merma la cantidad de usuarios y “manejar mejor los recursos”.

También analizan la flexibilización de una exigencia que el propio municipio había impuesto a la empresa cuando firmó el contrato de concesión por diez años en 2017 y tiene que ver con la reserva de colectivos en la ciudad.

Hoy Mi Bus tiene 100 colectivos en el sistema pero de manera activa en servicio funcionan 75, el resto forma parte de la reserva. Ya un mes atrás el propietario de la empresa, Pedro Ponte, aventuró esta opción aunque aclaró que retirar unidades de la reserva implicaría la reducción de personal porque actualmente rige una exigencia de 3 empleados por colectivo.

Gennuso admitió a “Río Negro” esa posibilidad y dijo que espera que “sea lo menos doloroso posible” el impacto en el personal, en caso de que se opte por esta medida.

También Gennuso desestimó ayer el proyecto para crear una nueva tasa que subsidie al transporte y un fondo compensador que incluya parte de la recaudación del estacionamiento medido y de las multas de tránsito.

“No estoy de acuerdo con la tasa, es irresponsable de un concejal de nuestro propio espacio proponer una tasa sin decirnos nada, sacar fondos del estacionamiento medido y otras cosas”, dijo el intendente en referencia a Gerardo Ávila, el edil de Juntos Somos Bariloche que impulsó la iniciativa junto a Daniel González, del Pro, ambos integrantes de la comisión de seguimiento del transporte.

El intendente agregó –sin mencionar el nombre de Ávila– que el concejal “nos tiene que preguntar si va sacar dinero de otras cosas, no puede hacer esto, es irresponsable que alguien se levante, se crea un iluminado y cree una tasa”, dijo ofuscado en una rueda de prensa.

El proyecto de ordenanza que presentó Ávila y González en la última sesión del año pretendía recaudar unos 30 millones de pesos anuales para compensar al transporte con una nueva tasa surgida de una fórmula polinómica con base imponible en la valuación fiscal de las propiedades.

La iniciativa de inmediato tuvo el rechazo de la oposición y dirigentes vecinales. El concejal Daniel Natapof (FpV) dijo que “en realidad se trata de un impuesto” y que el dinero para sostener el transporte “debería provenir como prioridad de la Nación, y si no de la provincia”.

Sostuvo que la tasa no es un buen instrumento porque “para el que no viaja en colectivo no hay contraprestación y para el que viaja sería un doble cobro”.

El opositor calificó el proyecto como “un globo de ensayo” y atribuyó la idea al intendente. Por eso, horas más tarde, el jefe comunal salió públicamente a desprenderse de la iniciativa y manifestó su malestar con Ávila. La decisión del concejal –que proviene del sector del ministro Carlos Valeri– fue tomada en soledad, según expresó Gennuso, quien remarcó que ni siquiera compartió el proyecto con los concejales del bloque oficialista que se anoticiaron cuando ingresó por mesa de entradas.

Dato

“La quita del subsidio fue salvaje, nos cambiaron las reglas de juego sin aviso, los intendentes no participamos de la discusión”,

dijo el intendente Gustavo Gennuso respecto de la eliminación de aportes.

Datos

170.000.000
de pesos es el subsidio nacional anual para los colectivos que recibe Bariloche hasta el 31 de diciembre.
“La quita del subsidio fue salvaje, nos cambiaron las reglas de juego sin aviso, los intendentes no participamos de la discusión”,

Comentarios


Bariloche analiza achicar los costos del transporte