Bariloche: lo juzgarán otra vez por un homicidio

Rubén Millalonco fue absuelto en abril por el crimen de Juan Llancanao. La fiscalía y la querella apelaron y el Tribunal de Impugnación revirtió el fallo, cuestionando la valoración de evidencia clave por parte del tribunal



En el primer proceso, el acusado fue absuelto “por el beneficio de la duda”.

Cuando los jueces Marcos Burgos, Gregor Joos y Juan Martín Arroyo dictaron el 1 de abril pasado la sentencia que absolvió por el beneficio de la duda a Rubén Darío Millalonco, que estaba imputado por el homicidio de Juan Llancanao, los familiares de la víctima se miraron desconcertados. No entendían los motivos del polémico fallo. Tampoco, la fiscalía y la querella. Por eso, impugnaron esa sentencia.

Dos meses después, el Tribunal de Impugnación de la provincia resolvió admitir el recurso y anuló la sentencia. Además, ordenó el reenvío de la causa a la Oficina Judicial para un nuevo juicio con otros magistrados.

El Tribunal que revisó esa sentencia advirtió que Burgos, Joos y Arroyo valoraron de manera arbitraria la prueba que se expuso en el juicio contra Millalonco. Sobre todo, el testimonio del perito que hizo el barrido electrónico y detectó 15 partículas características, que contienen los componentes de plomo, antimonio y bario, “que surgen únicamente por la utilización de un arma de fuego”, en la mano izquierda del acusado.


Millalonco fue sometido a juicio imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Rodríguez ratificó ante los jueces que Millalonco fue el homicida. La defensa cuestionó la veracidad de ese testigo. Y al final el tribunal absolvió por el beneficio de la duda.


“No hay razonabilidad argumentativa entre la información recibida y lo resuelto en la sentencia, por cuanto la valoración efectuada por los jueces de la prueba es arbitraria y por ende la conclusión jurídica a la que arribaron no es justa”, advirtieron los jueces del Tribunal de Impugnación Miguel Ángel Cardella y María Rita Custet Llambí. El tercer integrante, Adrián Zimmermann, se abstuvo.

La fiscal Betiana Cendón acusó en el juicio a Millalonco por el homicidio de Llancanao que ocurrió la noche del 24 de agosto pasado en el exterior del edificio 8 de las calles Sobral y Sarmiento de esta ciudad. Millalonco discutió con la víctima y le efectuó un disparo con un arma de fuego cuando la víctima se retiraba. El proyectil dio en la cabeza de la víctima. Millalonco estaba con Javier Rodríguez y huyeron. Los dos se entregaron horas después a la policía. El arma nunca apareció. En la audiencia de formulación de cargos, los acusados aseguraron que había sido otro sujeto el autor del disparo. Pero semanas después, Rodríguez cambió su versión e incriminó a Millalonco y la fiscalía pidió su sobreseimiento.

La evidencia

15
partículas características del disparo de arma de fuego halló la pericia en la mano izquierda del presunto autor del crimen.

Por eso, sólo Millalonco fue sometido a juicio imputado por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Rodríguez ratificó ante los jueces que Millalonco fue el homicida. La defensa cuestionó la veracidad de ese testigo. Y al final el tribunal absolvió por el beneficio de la duda. Burgos redactó el fallo al que Joos y Arroyo adhirieron.

“La información traída por el perito, especialmente la relativa a la verificación 15 de partículas “características” en la mano izquierda del imputado, no ha sido merituada conforme la relevancia que correspondía atribuir a la misma”, advirtió Custet Llambí.


Comentarios


Bariloche: lo juzgarán otra vez por un homicidio