Bariloche planea recaudar un 50% más por tasas en 2022

El intendente Gennuso envió al Concejo un presupuesto de 7.900 millones de pesos.




La Intendencia de Bariloche presentó esta semana el proyecto de presupuesto para el año próximo, que prevé ingresos por 7.886,5 millones de pesos y un programa de gastos que destina el 31% del total a las obras y servicios públicos y un 19% a las políticas sociales.

La recaudación municipal por tasas y contribuciones propias -según el cálculo elaborado por la gestión Gennuso- alcanzará los 4.864 millones de pesos, un 82,7% por encima del presupuesto 2021. El incremento previsto en las principales tasas fue fijado en el 50%. De allí se deduce que la tasa de Servicios que pagan todos los titulares de inmuebles recibirá un ajuste de esa proporción.

La tasa TISH aplicada a los comercios y empresas recaudaría el año próximo 1.132 millones de pesos (casi 100 millones mensuales de promedio), cuando este año aportará a las arcas públicas unos 750 millones. Pero esa estimación podría quedarse corta porque todo indica que la actividad económica crecerá bastante por arriba, ya que este año todavía se sintió fuerte el impacto de la pandemia.

En la columna de ingresos también llama la atención que el gobierno prevé captar 246 millones de pesos por “colocaciones financieras”, cuando en los últimos ejercicios esa cuenta fue casi nula: hasta agosto último el municipio había recaudado por intereses bancarios apenas 188.000 pesos.

La recaudación por tasa al turista para el año próximo está proyectada en 131 millones de pesos,. La cifra es la misma que figura en el presupuesto actual, aunque difícilmente se cumpla, porque hasta el 31 de agosto solo había recaudado 23 millones.

Por coparticipación provincial el municipio proyecta recibir el año próximo 2.381 millones de pesos (a razón de 200 millones mensuales). La suba en ese caso también sería del 50%.

En la descripción del plan de gobierno y el programas de gastos sobresalen los 165 millones de pesos reservados para subsidiar al transporte (un 50% más que en el actual ejercicio) y los 55,2 millones que invertirá el municipio en el plan Calor. Para el área de Género y Diversidad se reservó un monto similar (54,5 millones)

El gasto social aparece repartido entre el “eje jóvenes” (61,4 millones), “eje familias” (39,6 millones) y “eje personas mayores” (180,3 millones), más otras partidas como la de “refuerzo alimentario” con 65,3 millones de pesos.

A las “obras y servicios con recursos propios” el municipio tiene proyectado destinar 1.203,8 millones y el Emprotur, alimentado con una tasa específica, tendrá un presupuesto anual de 76,1 millones de pesos.

En la grilla no aparece el programa “presupuesto participativo”, que fue un reclamo de los concejales de la oposición y que este año tuvo una partida de 75.4 millones de pesos.

Según declara en el proyecto enviado al Deliberante, el intendente Gustavo Gennuso destinará al pago de sueldos el año próximo un total de 4.456 millones de pesos. La cifra supera en un 57% a la previsión para este año, de modo que la suba será proporcionalmente más alta que la recaudación por las principales tasas.

En la ecuación general también llama la atención el crecimiento proporcional de la deuda publica. El municipio anticipa para el año próximo pagos por 512,8 millones de pesos. En el presupuesto vigente esas obligaciones representaban un 4,9% del total del gasto y el año próximo saltará al 7%.


Comentarios


Bariloche planea recaudar un 50% más por tasas en 2022