Bariloche tiene dos brotes activos de coronavirus y 350 personas aisladas

El Ministerio de Salud busca nuevos infectados entre los contactos estrechos de los que ya tienen diagnóstico de covid-19. Nación recomienda el “casa por casa”.



Desde marzo hasta la fecha hubo 139 personas que contrajeron la COVID-19 de las cuales 110 se curaron en Bariloche. (foto archivo)

Desde marzo hasta la fecha hubo 139 personas que contrajeron la COVID-19 de las cuales 110 se curaron en Bariloche. (foto archivo)

Las 400 personas que podrían estar contagiadas de coronavirus en Bariloche pertenecen, en su inmensa mayoría a dos grandes grupos epidemiológicos, a pesar de que el covid-19 tiene en esta ciudad circulación en la comunidad. De ese universo, 350 están en sus casas, aislados, y 31 con diagnóstico positivo cumplen la internación en hoteles; el resto en el hospital y en las clínicas.

Anoche se conoció que la ciudad tiene cinco nuevos casos, con lo que la cifra total llegó a 126, con 44 activos y 82 curados.

La secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, dijo ayer que la tarea es “buscar activamente para poder detectar los brotes de forma precoz”. Se refería a los casos que proliferan en las villas de la ciudad de Buenos Aires y su Conurbano, pero es aplicable a todas las jurisdicciones. Es correr delante del virus y no detrás, que es la crítica que varios epidemiólogos le hicieron al gobierno rionegrino.

La secretaria de Políticas Públicas de Salud de la provincia, Mercedes Ibero, que fue directora del hospital de Bariloche, informó a RÍO NEGRO que la búsqueda de nuevos casos aquí se lleva adelante mediante un “equipo con dos epidemiólogas médicas, dos médicos generalistas y una médica pediatra y grupo de salud ambiental de la Unidad Regional de Epidemiología y Salud Ambiental”. Y que esta pesquisa se realiza en torno de las relaciones estrechas de cada persona con diagnóstico de coronavirus.

Los equipos “buscaron activamente pacientes sintomáticos de los contactos estrechos” de los pacientes infectados, fue lo que dijo. “Cuando se hace una búsqueda casa por casa se encuentran casos, pero si en algún lugar hay casos y no se hace la búsqueda, esos casos no aparecerían”, fue la definición de Vizziotti de ayer. No hay datos de que se haya realizado un trabajo así en Río Negro.

Ibero aclaró que hay dos brotes activos en la ciudad: “primero en un barrio: uno de los contactos fue a ver a familiares e inició un grupo de contagio”.

En la zona Este, en el barrio San Cayetanito, surgió uno de los brotes actuales de coronavirus en Bariloche. Foto: Alfredo Leiva

No lo dice porque no es un dato que la funcionaria podría hacer público pero se refiere a la despensa del barrio San Cayetanito, que tiene sólo dos personas con diagnóstico positivo; el resto fue parte del contagio de un contacto que hizo visitas posteriores en muchos barrios y desparramó el virus.

Hay otro brote sin nexo que el anterior. “Son grupos separados”, aclaró Ibero.

Hasta ahora en Bariloche se realizaron 770 testeos, de los cuales dieron positivo 119 (hay dos personas de Bariloche atendidas en Buenos Aires). Del total de casos activos que se registran en la ciudad, siete están internados en el hospital Ramón Carrillo, uno de ellos con asistencia respiradora mecánica; 4 en el sanatorio HPR y otros 3 en la San Carlos. Hay 31 en hoteles.

Hay días que en la ciudad no se reportan nuevos casos activos ni el descarte de sospechosos, como el domingo pasado. Lo explicó Ibero el lunes: se espera reunir la mayor cantidad posible de personas para hacer eficiente el uso de los reactivos.


“Interrogatorio: un rol esencial”, dijo el director del hospital


El primer brote de coronavirus que se registró en Bariloche fue inesperado pero sencillo. Los casos positivos correspondientes a efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) llevó a que el director del hospital Ramón Carrillo, Leonardo Gil, tomara una determinación: el aislamiento de la fuerza.

“En ese caso, eran 180 agentes y se dispuso el aislamiento de toda la fuerza en la ciudad. Con los nuevos casos, tenemos gente que ha circulado por diferentes barrios con lo cual el interrogatorio a los contactos estrechos cumple un rol esencial”, explicó Gil.

Hoy hay 350 personas aisladas en Bariloche con un seguimiento constante. Esto significa que son “contactos estrechos en observación”. Algunos permanecen en sus viviendas aunque con control policial.

“Hay gente que no reúne condiciones para estar en su casa: ya sea porque vive con personas mayores y de esta forma, los pone en riesgo. Otros porque quizás viven en condiciones de hacinamiento”, aseguró Gil.

Admitió que “la internación en un hotel no es lo ideal pero es una forma efectiva de controlar los casos sospechosos. En Italia, pasó que mucha gente no cumplió con el aislamiento y se contagió”, recordó.

El interrogatorio que lleva a cabo el equipo del hospital se basa principalmente en lo que hizo la persona con diagnóstico positivo en los últimos días, cuándo identifica el comienzo de los síntomas, por dónde se movió las 24 o 48 horas antes y con quién estuvo. Una vez que se identifican esos contactos también son aislados.

Bariloche ya lleva 126 casos , con 44 activos. En la internación en hoteles hay constante presencia sanitaria de enfermeros, agentes sanitarios y médicos.

Gil detalló que no se realiza una “cantidad fija” de hisopados pero el promedio es entre 35 y 40 diarios. “Se hacen de acuerdo con la pesquisa de síntomas y los contactos que vamos determinando. Se indaga sobre los síntomas”, detalló.

911

Comentarios


Bariloche tiene dos brotes activos de coronavirus y 350 personas aisladas