Bariloche volverá a perdonar tasas

Los comercios que no pueden facturar, que es todo el universo ligado al turismo, tendrán otra vez un alivio fiscal que se había interrumpido. La moratoria para las deudas anteriores a 2020 ya tiene 200 adherentes.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

El Municipio de Bariloche sufre la crisis general de recaudación, más la que genera la parálisis de la actividad turística. Foto: archivo

El Municipio de Bariloche sufre la crisis general de recaudación, más la que genera la parálisis de la actividad turística. Foto: archivo

El Ejecutivo municipal enviará en pocos días al Concejo un proyecto para otorgar nuevas exenciones de tasas a la hotelería, las agencias de viajes, el transporte turístico y otros sectores comerciales que continúan cerrados por imposición de la cuarentena sanitaria.

El anuncio lo realizó el intendente Gustavo Gennuso, quien dijo que el beneficio responde a un reclamo del sector y apunta a brindar un alivio a quienes permanecen desde hace varios meses con “facturación cero”.

La exención libraría a los contribuyentes alcanzados de pagar el mínimo de la tasa de Inspección, Seguridad e Higiene, que es independiente del nivel de ventas y varía entre los 1.000 y 8.000 pesos mensuales.

El impacto recaerá sobre los hoteles, prestadores turísticos, parques de nieve, rentadoras de autos y otros establecimientos que no reabrieron todavía, pese a la flexibilización de las medidas.

A pagar

1.000
pesos es el pago mínimo de la tasa comercial en Bariloche, que tiene la facturación como base imponible.

El municipio ya había establecido una medida similar en abril y mayo, pero luego la exención caducó. A partir de junio los comercios y empresas debieron pagar igual el mínimo de la tasa, aunque no tuvieran venta alguna. La idea sería ahora rehabilitar esa quita.

Gennuso dijo que “en la semana” cerrarán el texto y enviarán la iniciativa al Concejo con la intención de que reciba tratamiento exprés.

El secretario de Turismo, Gastón Burlón, dijo que las medidas de ese tipo son importantes para el sector, pero el municipio debe estudiarlas muy bien para no “desequilibrar” las cuentas públicas. “Se está buscando la manera de poder compensar a los que más pierden, pero sin desfinanciar al Estado”, afirmó.

200 interesados

El plan de “regularización” de deudas tributarias que lanzó el municipio tuvo en su primera semana un total de 200 contribuyentes inscriptos, que en su mayoría pagaron en una sola cuota, lo cual les permite acceder a una quita del 100% en los intereses y un 50% en el capital.

La operatoria estará abierta por 90 días. El subsecretario de Hacienda, Fabián Olvar, explicó que sólo es posible ingresar con la deuda completa”, que arrastre la persona, por tasas y otros gravámenes.

La quita de intereses se mantiene en todos los casos y el descuento en el capital decrece si se pacta un pago en cuotas.

El municipio busca así hacerse de dinero fresco para cubrir las obligaciones más urgentes que -según Olvar- “no son solo el pago de salarios, como creen muchos, sino la compra de combustible, insumos, la ayuda social” y otros programas que el municipio no puede desatender.

En el otro extremo, los grandes contribuyentes que no califican como “pyme” (es decir los bancos, telefónicas y cadenas de supermercados, entre otros) deberán pagar una tasa recargada con un aumento extraordinario, que fue incluido en el paquete fiscal de emergencia y que comenzará a reflejarse en la tesorería “a partir de septiembre”, según indicó Olvar.


Comentarios


Bariloche volverá a perdonar tasas