Bariloche volvió a recibir egresados en sus hoteles

La reactivación del turismo estudiantil, con un factor de ocupación del 30% de su oferta, ya se hace notar en las calles. El sector, que fue el más castigado por la pandemia, genera empleo y demanda servicios y producciones locales.





La pandemia de Covid-19 modificó la postal de los egresados en las calles de Bariloche. No avanzan a paso firme, con gritos y cánticos, haciéndose notar. Los primeros grupos de turismo estudiantil que volvieron a copar las calles de la ciudad tras la segunda ola son silenciosos y pasarían casi inadvertidos si no fuera por la cantidad de personas arrastrando valijas de colores en las veredas.

“Hace poco, no sabíamos si viajábamos o no. Nos avisaron hace tres semanas y, por las dudas, agarramos la primera fecha que nos dieron. Tuvimos mucha suerte”, celebró Agustín, un estudiante de Caleta Olivia, mientras observaba con atención el hotel de la calle Palacios donde pasará los próximos días.

Su compañero Hilario destacó que “el programa en Bariloche es exactamente el mismo que contrataron. Solo nos pidieron una PCR y tenemos que andar con barbijo, aunque no es necesario cuando estamos solo los del curso”.

A unos pocos metros, Juan Manuel, otro estudiante, reconoció que no creía poder concretar el viaje. “Lo pagamos pero no había mucha expectativa. En un principio, veníamos todos, pero un compañero no pudo viajar (no pudo terminar de pagarlo)”, advirtió.

Respecto a la escasa presencia de egresados en la ciudad, reconoció: “Pensamos que nos íbamos a encontrar con más chicos, pero irán llegando de a poco. Queremos ir a las excursiones, participar de las fiestas o salir a caminar por el centro”.

La presencia de los estudiantes en las calles de Bariloche es un clásico. Con sus cantos y sus atuendos con las marcas de las empresas de viajes, decoran la vida cotidiana.

Llegaron

El presidente de la Cámara de Turismo de Río Negro, Néstor Denoya, confirmó que, durante sábado y domingo, arribaron a Bariloche alrededor de 1.500 estudiantes -que involucran a cuatro empresas- y se esperan otros 1.500 en el transcurso de la semana.

“Es mucho trámite administrativo. Algunos padres definen que sus hijos no viajen a último momento. Y a muchos chicos les avisan que, en 15 días, salen”, indicó Denoya.

Durante las próximas dos primeras semanas, Bariloche realizará una prueba piloto, con 3.000 estudiantes; luego, recibirá 5.000 egresados y, al cabo de un mes, si los protocolos funcionan correctamente, el sector empresarial pedirá la duplicación de los grupos ya que la ciudad tiene capacidad para recibir 9.000 jóvenes en viaje de egresados. “Estamos todos atentos al funcionamiento de esta operatoria”, reconocieron desde el sector privado.

Por ahora

3.000
estudiantes llegarán a Bariloche esta semana. Es una prueba piloto que, si sale bien, permitirá ampliar el cupo.

“Desde que planteamos los protocolos, hubo tanto cambio en el medio que vamos a hacer esta prueba piloto para luego, pedir un aumento. Lo cierto es que en Bariloche estamos por encima de la media en cuanto a la calidad del servicio y el cuidado de los pasajeros. Eso hace que la gente nos crea”, expresó Denoya.

Además, Denoya dialogó con En eso estamos de RN RADIO 89.3 donde explicó con precisión los protocolos del regreso de los estudiantes y remarcó la importancia que tiene para la reactivación del turismo en la región. Escuchá la nota completa:

Daniel García, el presidente de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche (Ateba), también resaltó que la ciudad es la “única que hoy tiene protocolos tan estrictos y es la única actividad testeada”.

Faltan vuelos

En uno de los hoteles ubicados en la calle Moreno que aguardaba estudiantes para estos días, explicaron que muchos arribos se pospusieron para los próximos días por la falta de vuelos a Bariloche.

Fue tan abrupto el anuncio de los viajes que no se encontraron pasajes. De todos modos, muchos chicos de Misiones, por ejemplo, están llegando en las próximas horas en micro”, dijo una de las trabajadoras hoteleras.

“Uno imaginaba un comienzo más prolijo, una organización con más tiempo -acotó-, pero lo cierto es que a medida que se fue confirmando todo, se fueron articulando los viajes”.

Nos gusta trabajar y generar servicios. No nos gusta recibir subsidios. Queremos generar nuestro propio sustento para pagar los salarios”,

Hugo De Barba, empresario hotelero de la ciudad de Bariloche.

Tras largos meses de cierre, el empresario hotelero Hugo De Barba recibió a sus primeros pasajeros el último sábado. “Estamos muy contentos, retomando el funcionamiento normal. En nuestro caso, estamos recibiendo a pasajeros de Buenos Aires y Santa Fe, con paquetes que se vendieron el año pasado”, sostuvo y, advirtió que “la totalidad del personal ya quedó incorporado. Estamos cumpliendo con los pedidos de trabajo mínimos hasta abril en forma corrida”.

De Barba recordó que los hoteles “trabajan con protocolos del 70%, es decir, una ocupación reducida. El 80% del personal está vacunado con las dos dosis, al igual que los coordinadores que vienen de Buenos Aires. Los chicos vienen testeados con certificados, serán testeados a mitad de la estadía y antes de volverse. Córdoba, por ejemplo, no lo exige. Es una propuesta de Bariloche”.


Comentarios


Seguí Leyendo

Bariloche volvió a recibir egresados en sus hoteles