Brasil autorizó el ingreso de 46 camiones con fruta

Los vehículos, con frutas de la región, estaban detenidos en la frontera por carpocapsa.



BUENOS AIRES.- Una parte de las exportaciones de frutas argentinas a Brasil, que habían sido suspendidas por la aparición de carpocapsa, fueron destrabadas ayer luego de una gestión entre el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria y la Consejería Agrícola en Brasilia.

El Ministerio de Agricultura brasileño autorizó el ingreso de 46 camiones con peras, manzanas y duraznos, que estaban detenidos desde el 8 de mayo en la frontera con Brasil, al decidir el gobierno de ese país el cierre de fronteras para la fruta argentina ante la aparición de la plaga en productos procedentes del Valle de Río Negro.

Toda la mercadería estaba en tránsito y es por ello que se tomó esta medida de tipo “preferencial” al permitirle el paso hacia los mercados brasileños.

La carpocapsa o “cydia pomonella” es una de las plagas más difíciles de erradicar de las frutas de pepita, de la cual está libre el vecino país.

Según indicó el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Rafael Delpech, la aparición de la carpocapsa “es consecuencia de que el año pasado no se podó el 60 % del Valle (de Río Negro)”.

Luego de expresar que “este es un proble-ma del Estado, ya que hace al bien común”, el funcionario admitió que “el año pasado se sabía que íbamos a tener este problema”, y agregó que “ahora se debe hacer una reformulación del área vegetal del Senasa, que contemple una revisión completa, tanto en lo que hace al financiamiento como a la gestión general”.

Delpech resaltó que por la difícil situación económica, el año pasado los productores no pudieron comprar los insumos necesarios para tratar los árboles, y “evitar que se cerraran” con la larva de la carpocapsa adentro.

En tanto, el Senasa informó que los organismos sanitarios de Argentina y Brasil estudian alternativas técnicas para reiniciar el envío de los embarques de frutas . Los 46 camiones que ayer fueron autorizados a cruzar la frontera forman parte de 100 cargamentos certificados antes del 5 de mayo, y serán revisados por las autoridades brasileñas con el objeto de permitir el ingreso de la mercadería que esté libre de la enfermedad. Durante 2001, por exportaciones de frutas a Brasil, ingresaron a la Argentina un total 696.000 dólares por duraznos, 15.7 millones por manzanas y 40 millones por peras. La preocupación de los empresarios luego de la drástica medida tomada por el Brasil radica en los sobrestocks que se van a generar en los próximos meses si no se revisa la medida.

Entre los ejecutivos del sector existe optimismo y arriesgan a señalar que antes de fin de mes la frontera se volverá a abrir para la fruta valletana. (Télam y Redacción Central)

Nueva reunión

El próximo 22 de mayo se reunirán en Brasilia los técnicos del Senasa con sus pares brasileños para evaluar los pasos a seguir lue-go del cierre de frontera para la fruta argentina.

En una nota enviada por el Senasa a los distintos sectores de la actividad frutícola valletana, se destaca la necesidad de que esté presente el sector privado para asesorar a los técnicos del organismo sanitario.

La expectativa de los ejecutivos regionales es que el mismo 22 de mayo se reabra la frontera brasileña.

Sin embargo, desde el Senasa, se relativizó esa posibilidad.

“Es una negociación importante, no cabe dudas, pero es imprudente adelantar resultados”, comentó una alta fuente del organismo. De no llegar a un acuerdo en esta reunión, se espera que los técnicos brasileños se expidan sobre la propuesta argentina, a más tardar, en siete días.


Comentarios


Brasil autorizó el ingreso de 46 camiones con fruta