Brillo presentó el proyecto por una planta de fertilizantes en la PIAP

NEUQUÉN (AN).- El diputado nacional por el Movimiento Popular Neuquino, José Brillo, quiere que la provincia produzca fertilizantes a escala internacional. Presentó un proyecto de ley para crear la Empresa Nacional de Fertilizantes de la República Argentina, que funcionará en la Planta de Agua Pesada de Arroyito (PIAP). La propuesta cuenta con el apoyo de sus compañeras de bloque Alicia Comelli y Olga Guzmán y del diputado del Frente para la Victoria Edgardo Depetri. Según el proyecto, la Empresa Nacional de Fertilizantes se creará para realizar inversiones en instalaciones industriales para la fabricación de fertilizantes; gerenciar la producción, el almacenamiento, distribución y venta del producto a nivel mayorista. Tendrá a su cargo la compra, venta, importación y exportación de fertilizantes, la provisión de servicios, desarrollo de actividades tecnológicas e industriales, investigación aplicada y realización de actividades de comercio vinculadas con los fertilizantes. Entre los fundamentos del proyecto de ley, Brillo remarcó que se estima que para el “2015 la Argentina podrá producir 122 millones de toneladas de granos y para ello será necesario duplicar, como mínimo, el consumo actual de fertilizantes. Se espera que el consumo total de fertilizantes se encuentre en el orden de los seis millones de toneladas, sin embargo la oferta local solamente cubrirá un 50% de esta demanda. La ENFER estará facultada para suscribir contratos de colaboración empresarial con la Comisión Nacional de Energía Atómica, propietaria de la planta de agua pesada de Arroyito, para la construcción, reconversión, modernización y habilitación de la mencionada planta. Del capital social de la empresa participarán el Estado nacional con un 51% de las acciones, provincias, organismos nacionales y provinciales y empresas nacionales y provinciales con un 39% de las acciones. El proyecto prevé ademas poner en oferta pública el diez por ciento de las acciones restantes. Brillo expuso que “la baja demanda de estos insumos agrícolas en la Argentina, un 1% de los fertilizantes vendidos a nivel mundial, está lejos de ser ambientalmente sustentable, ya que el bajo índice de aplicación de fertilizantes no alcanzaría para que los suelos argentinos repongan los nutrientes que extraen los cultivos, especialmente la soja.


Comentarios


Brillo presentó el proyecto por una planta de fertilizantes en la PIAP