Brutal homicidio de una jubilada en Bariloche

Habría muerto por fractura de cráneo y asfixia.



Toncek Arko

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Norma Penna vivía sola en su vivienda. Tenía poco contacto con sus vecinos y sus gatos eran su única compañía. Desde hace varios días que no se la veía con su andar tranquilo por la cuadra. Nadie imaginó que la mujer, de 86 años, había sido asesinada. Penna fue encontrada muerta por personal policial. El hallazgo ocurrió el lunes alrededor de las 19.30. La mujer presentaba numerosas lesiones y fracturas. Tenía las manos atadas en la espalda y la habían dejado tirada en el piso de la cocina, con los pantalones abajo. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición, indicaron fuentes policiales. El dueño de una rotisería, que alquilaba el local a la jubilada, avisó a la Policía. El hombre dijo que desde hace varios días que no veía a la mujer, quien habitualmente compraba la comida en su negocio. Por eso, el comerciante fue a verla a la casa y observó desde una ventana que estaba tirada en el piso. Penna vivía en una casa en la parte posterior del comercio, que está situado en Vicealmirante O’Connor 772, en el centro de esta ciudad. Cuando el personal de la Comisaría Segunda llegó al domicilio encontró a la mujer sin vida. Había un gran desorden en la casa. El televisor estaba encendido y el calor era intenso porque la cocina estaba prendida y los calefactores al máximo. La mujer vivía sola y a pesar de que tenía una jubilación y el ingreso por el alquiler del comercio, estaba en estado de abandono e indigencia. No tenía familiares directos en la ciudad y una fuente policial señaló que era única hija. El juez de Instrucción Martín Lozada informó que la autopsia, que se realizó ayer por la mañana en la morgue del hospital zonal, reveló que la causa de la muerte se debería a una fractura de cráneo y asfixia. Una fuente judicial dijo que es posible que la mujer haya sufrido un ataque sexual. Desde el Poder Judicial indicaron que el hecho investigado habría ocurrido hace aproximadamente cinco días y deslizaron que “al menos una persona habría ingresado al citado domicilio y agredido a la mujer”. “ Al momento del hallazgo la mujer se encontraba con sus manos atadas por detrás de la espalda. A simple vista su cuerpo reveló la presencia de múltiples lesiones”, señalaron. Una fuente policial indicó que presentaba fracturas en las costillas, en el tabique y en uno de los maxilares. Los investigadores quedaron sorprendidos por la saña con la que asesinaron a la anciana. Personal de la Brigada de Criminalística comenzó a trabajar en el domicilio desde el lunes por la tarde y ayer siguieron con las tareas que el juez supervisó al mediodía cuando inspeccionó el lugar, junto con el agente fiscal Guillermo Lista. Mientras, la Brigada de Investigaciones de la Comisaría Segunda trata de reconstruir las relaciones sociales que mantenía la víctima. Vecinos de la cuadra indicaron en radio Seis que Penna no era muy sociable. Fuentes policiales comentaron que en esta etapa de la investigación no pueden descartar ninguna hipótesis sobre el motivo del crimen.


Comentarios


Brutal homicidio de una jubilada en Bariloche