Buenos Aires entró en default y se espera una jornada financiera complicada

Fue a través de una solicitada en los medios porteños. La deuda es de 275 millones de dólare. Ahora intentará buscar el consentimiento de sus acreedores. los efectos colaterales que puede generar esta decisión en la región



El gobierno de la provincia de Buenos Aires confirmó que no pagará los 275 millones de dólares del bono que vencía el 26 de enero. A través de una solicitada publicada en matutinos porteños anunció que buscará acordar con los acreedores la postergación del pago del Bono Buenos Aires 2021 (BP21) que vence en la fecha mencionada. Desde el gobierno de la Provincia señalan que estarían en condiciones de pagar este monto de deuda recién a partir de mayo.

Este escenario se completa con el anticipó que ayer realizó el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, adelantando que el Gobierno Nacional no saldrá al auxilio financiero de la Provincia de Buenos Aires para que pueda cumplir con sus compromisos el próximo vencimiento de su deuda.

No se descarta que este anuncio complique seriamente la jornada financiera a partir de hoy. Muchos son los analistas que prevén una caída en los papeles de las acciones argentinas, bajas sobre los ya golpeados bonos y títulos locales, y una presión adicional en el dólar informal.

Con esta medida, el gobernador Kicillof busca ganar tiempo y así alinearse a la política que piensa aplicar el Gobierno Nacional a partir de marzo, con la estructuración de su deuda.

Pero la entrada en default de la Provincia de Buenos Aires no hace más que complicar el escenario de negociaciones de cara al futuro con los acreedores. Los inversores ya están tomando nota de lo que puede llegar a venir y comenzará a retirarse del mercado argentino los pocos fondos que quedan operando en el país.

La escasez de dólares volvería a afectar la economía argentina y la brecha entre el dólar oficial y el informal podría crecer más de los esperado.

Datos clave

275
Son los millones de dólares que confirmó oficialmente Buenos Aires que no podrá pagar el 26 de enero.
10%
Fue lo que cayeron ayer los títulos públicos tras el anuncio del ministro Guzmán que no saldría al rescate de la Provincia.

En definitiva, la decisión del Gobernador Kicillof abre la puerta de una caja de pandora, difícil de poder predecir en lo que se refiere a sus efectos de corto y mediano plazo sobre el mercado financiero.


Efectos sobre la región


El ingreso en default de la Provincia de Buenos Aires (reperfilamiento para las autoridades bonaerenses) seguramente tendrá efectos sobre la economía de Río Negro y Neuquén.

-En principio toda la deuda en dólares que tienen ambas provincias podría también ser reperfilada. “Hay que esperar las decisiones que tome Nación y que acuerdo se llega con los acreedores. La noticia de Kicillof no ayuda a lograr una rápida decisión del tema como se esperaba”, confiaron desde el entorno de Aarabela Carreras.

-El default de Buenos Aires restringirá aún más el ingreso de dólares al sistema.  En este contexto, las prefinanciaciones para las exportaciones se recortarán ante la falta de divisas, justo en el inicio de la cosecha de futas en el Valle que es cuando el financiamiento con este tipo de herramientas es clave para poder dar inicio a la temporada.

-El tercer punto es Vaca Muerta. La carencia de dólares, la inestabilidad económica y la falta de previsibilidad en el mercado, hacen inviable el desarrollo de la explotación hidrocarburífera. Por otra parte, el presidente Fernández ya anticipó su posición sobre el futuro de esta área: “La Argentina en un momento se enamoró de Vaca Muerta, puso todos los incentivos y los esfuerzos allí y desincentivó el resto de la producción convencional. En la Argentina hay baja exploración para buscar nuevos yacimientos y muy baja explotación secundaria y terciaria". Frase que define el futuro de la política energética que aplicará el Gobierno Nacional en el país.


Comentarios


Buenos Aires entró en default y se espera una jornada financiera complicada