Ahora la esperanza para Chihuido se depositó en tres países europeos

Se contactó a instituciones y bancos con solvencia internacional según informó el gobernador Omar Gutiérrez. Toman la novedad con cautela.

#

El titular del Ejecutivo provincial reveló el nuevo horizonte de Chihuido ayer en la inauguración de la Guardia del Heller.(Foto: yamil regules )

Las esperanzas de que se materialice la construcción de la presa Chihuido descansan ahora en Europa. El gobernador Omar Gutiérrez indicó ayer que la propuesta de financiamiento que el consorcio adjudicatario de la obra “está trabajando” involucra capitales alemanes, italianos y españoles, aunque se avanza con cautela porque todavía no hay créditos aprobados.

“Son instituciones y bancos con solvencia que le dan credibilidad a la propuesta”, contó a “Río Negro” sobre la que sería la tercera opción de financiamiento, tras el fracaso de las anteriores. Señaló que, hasta el momento, se han formulado cartas de intención y “se ha ido avanzando”, sin que todavía tengan el visto bueno definitivo de los bancos.

La unión transitoria de empresas (UTE) que lidera Helport, del grupo Eurnekian, ganó la licitación del proyecto a fines del 2014 con una propuesta de financiamiento rusa, que naufragó el año pasado por desacuerdos respecto de la tasa de interés ofrecida. Borrón y cuenta nueva, se acudió en búsqueda de capitales chinos, pero el parate de las represas de Santa Cruz a financiar con fondos de ese país frenó las negociaciones. Gutiérrez no precisó ayer si esa propuesta de financiamiento está en pausa o suspendida definitivamente, pero puso énfasis en que las entidades europeas involucradas ahora han mostrado “interés” en avanzar.

Según había trascendido, Helport firmó en julio un memorando de entendimiento con una subsidiaria de Siemmens, cuya carta de intención fue respaldada por dos bancos alemanes y una tercera entidad financiera española. Se estima que para ejecutar el megaemprendimiento sobre el río Neuquén se necesitan 2.231 millones de dólares, de los cuales una parte la tendrá que poner la Nación.

En el informe que dio al Congreso esta semana el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, se le consultó por el avance de la presa y la posibilidad de proyectos alternativos para impulsar la economía del centro neuquino, que espera con expectativa su concreción. “El desarrollo del aprovechamiento multipropósito Chihuido I no se encuentra suspendido. El proceso de formalización del contrato se encuentra en vigencia, en espera de la materialización del financiamiento ofrecido por el consorcio de empresas que resultó adjudicataria de la obra”, indicó el funcionario.

Se espera que la construcción puede generar un total de 5.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos. No sólo servirá como generadora de energía, sino para regular las crecidas del río Neuquén.

“Las entidades europeas involucradas han mostrado interés en avanzar en la negociación con el consorcio”.

El gobernador Omar Gutiérrez mantiene la opción de Europa.

Reconocen que se deberán actualizar los relevamientos

Los estudios previos a la licitación de la obra de Chihuido I demandaron de varios relevamientos complementarios habida cuenta de que por ejemplo la localidad de Quili Malal quedará debajo del agua, dentro del lago que la presa formará.

Esos relevamientos incluían estudios sobre la cantidad de habitantes, sus condiciones socioeconómicas y las aspiraciones de traslado. También se había realizado un listado de quienes debían recibir una vivienda, pues la propia se vería afectada, a quienes les correspondían chacras, galpones e incluso varios vecinos habían planteado que preferían recibir una chacra y no una vivienda para poder orientarse a la producción.

Lo cierto es que los estudios cuentan ya con largos años y todos los actores involucrados reconocen que se deberán actualizar ya que se produjeron desde fallecimientos y nacimientos, hasta mudanzas y nuevas construcciones.

La reubicación de Quili Malal implicará en principio la construcción de 104 viviendas, pero también de tres iglesias.

Las dos financiaciones que fracasaron

Datos

“Las entidades europeas involucradas han mostrado interés en avanzar en la negociación con el consorcio”.
19 diciembre 2014
El gobierno adjudicó la obra al grupo Eurnekian.
30 junio 2015
El banco ruso pide garantías que no se pueden cumplir.
15 octubre 2016
El Vnesheconombank desiste de bajar la tasa de interés.
17 de mayo
Se firma acuerdo con Yellow River de China.
2 de julio
Vence el plazo para la oferta de China sin novedades.

Comentarios


Ahora la esperanza para Chihuido se depositó en tres países europeos