Regina: Cansados de reclamos, frentistas parcharon baches en la 22



Cansados de realizar reclamos sin obtener respuestas, frentistas de la autovía de la Ruta 22 decidieron realizar por su cuenta tareas de bacheo en dicha vía por los daños que están sufriendo las estructuras de sus comercios por las vibraciones que se producen debido a los golpes de los vehículos que circulan en el sector de pozos.

No es la primera vez que realizan este tipo de acciones, ya hace unos días atrás hicieron un primer bacheo que no dio los resultados esperados, por lo que en esta segunda oportunidad utilizaron cemento para tapar los pozos existentes. En esa oportunidad luego de colocar conos para señalizar el lugar, un camionero detuvo su marcha y arrojó los conos fuera de la ruta; mientras que con el nuevo bacheo realizado, no tuvieron inconvenientes.

“En nuestro caso desde hace cuatro años que venimos planteando que se realicen las tareas de reparación ante distintos organismos, pero sin lograr una respuesta que dé una solución; por eso decidimos hacer por nuestra cuenta el bacheo” señaló Alejandro Nardini, propietario de uno de los comercios afectados por los baches en la cinta asfáltica.


Los inconvenientes por la presencia de pozos los sufren la mayoría de los comerciantes que están a la vera de la Ruta 22 en el tramo que atraviesa Villa Regina; y más puntualmente los que se encuentran en proximidades de los semáforos para controlar el paso de vehículos que transitan por la ruta y los que circulan por las calles de la ciudad.

En estos sectores, teniendo en cuenta el frenado de vehículos de transporte de carga pesados, cuando se construyó la autovía de la ruta 22, se colocaron paños de hormigón para evitar la deformación del pavimento flexible.

Sin embargo en las uniones entre la carpeta asfáltica y el hormigón se fueron generando pozos, que son los que afectan a los comercios, principalmente por el paso de los camiones.

El reclamo fue realizado por comerciantes que tienen sus negocios ubicados a pocos metros del semáforo de la Ruta 22 con la intersección de la calle España; aunque también en otros tramos que presentan las mismos materiales de piso de la ruta, están sufriendo por inconvenientes similares.


“Nuestro taller a partir de que se amplió la autovía y se colocaron los paños de hormigón, comenzaron a rajarse las paredes. Hay grietas que permiten ver hacia el otro lado de la pared” comentó Nardini; al tiempo que comentó que “hemos presentado notas con pedidos de reparación al municipio, a Vialidad Nacional y a distintos organismos, pero en ningún momento recibimos una respuestas que nos dé una solución”.

Graficó que “cuando pasan los camiones por los pozos que hay entre el asfalto y el hormigón, tiembla toda la estructura. Hace unas semanas hicimos un bacheo con brea y arena, pero no dio resultados, por lo que cambiamos colocando hormigón. Ahora vamos a ver si esto funciona, para después hace el mismo trabajo en otros pozos que están en el mismo sector”.

Otro comercio ubicado en el mismo sector del semáforo, también se comenzaron a formar grietas en los pisos y paredes, e incluso tuvieron que ir reformando la puerta de ingreso debido a que por las grietas, las misma no se podía abrir.

Incluso uno de los propietarios de locales situados frente a la autovía de la Ruta 22, inició una demanda contra Vialidad por los daños que sufrió la edificación, pero sin lograr hasta el momento un reconocimiento por las roturas, ni tampoco soluciones para evitar que estos inconvenientes continúen provocándose.


Comentarios


Regina: Cansados de reclamos, frentistas parcharon baches en la 22