Caos político y de seguridad palestina: hasta el Hamas pide orden



RAMALLAH, Cisjordania (AFP) - El caos en materia de seguridad que se desató el pasado fin de semana en la franja de Gaza se extendió ayer a Cisjordania, hasta el punto de que el jefe del Hamas, Jaled Mechaal, llamó al dirigente Yasser Arafat a restablecer el orden.

Un responsable palestino local secuestrado por un grupo de hombres encapuchados armados en Naplusa, en el norte de Cisjordania, fue liberado, declararon fuentes de seguridad palestinas. El secuestrado fue Fadel Achuli, a cargo de los pueblos de la región de Naplusa, según esas fuentes. Las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, un grupo armado vinculado al Fatah del dirigente palestino Yasser Arafat, reivindicaron este secuestro, que es una muestra más del caos en materia de seguridad que se está instalando poco a poco en los territorios palestinos.

El martes, el ex ministro de Información Nabil Amr, una de las pocas personalidades palestinas que critican abiertamente a Arafat, fue herido de bala por un palestino en Ramala.

En el ámbito político, la situación también es muy tensa. Los diputados del parlamento palestino infligieron ayer un duro golpe al primer ministro Ahmad Qureia adoptando por mayoría un informe crítico con su administración en cuestiones de seguridad y reclamando la formación de un nuevo gobierno. El informe pide la creación de un nuev Ejecutivo tras la dimisión de Qureia, que sigue sin haber sido aceptada por Arafat. El comité acusó al premier de haber fallado en su tarea en materia de seguridad, ante todo en la franja de Gaza, el único territorio en el que la Autoridad Palestina aún ejerce un control, ya que el ejército israelí ocupa casi toda Cisjordania.

El informe se hizo público tras las violentas manifestaciones de finales de la semana pasada en la franja de Gaza, provocadas por acusaciones de corrupción y por el hecho de que Arafat nombrara a su primo Musa Arafat a la cabeza del servicio de seguridad general.

La situación se degradó hasta tal punto que Mechaal, líder supremo del Hamas, principal movimiento islamista palestino, llamó a Arafat y al ex primer ministro Mahmud Abbas a poner fin al actual caos. En una llamada telefónica prácticamente sin precedentes, Mechaal "les comunicó sus inquietudes en cuanto a la mala situación en los territorios palestinos y a los peligros que representa para el pueblo", declaró el Hamas en un comunicado. "Pidió un diálogo interpalestino para resolver los diferendos", añade.


Comentarios


Caos político y de seguridad palestina: hasta el Hamas pide orden