Carrió recusará al juez y el PJ salió a atacarla



La titular del ARI, Elisa Carrió, anticipó ayer que "seguramente" pedirá la recusación del juez federal Rodolfo Canicoba Corral en la causa que le inició el ministro de Planificación, Julio De Vido, por calumnias e injurias, al abrigar sospechas sobre la presunta "parcialidad" del magistrado.

Mientras Carrió confirmó que no piensa rectificarse de las imputaciones que lanzó contra De Vido, quien pidió para la dirigente tres años y medio de prisión por haberlo calificado como el "cajero" de la campaña electoral del presidente Néstor Kirchner, el Gobierno y la diputada Hilda "Chiche" de Duhalde salieron a atacar a la ex legisladora.

En medio del ácido enfrentamiento, la líder del ARI afirmó ayer que tiene "testimonios grabados acerca de cómo el Gobierno está presionando a las personas, incluso, para negociar causas" y disparó: "No hay una Justicia independiente en nuestro país".

El subsecretario general de la Presidencia, Carlos Kunkel, no ocultó su indignación y acusó a la ex legisladora de encabezar "campañas de difamación" y de "burlarse de la opinión pública" al hacer "denuncias mediáticas" sin "presentar ninguna prueba de esos delitos".

Con ironía, el colaborador de Kirchner le aconsejó a Carrió "investigar" la causa por la denominada "Masacre de Margarita Belén" y contar en ámbitos judiciales "todo lo que sabe desde el inicio de su carrera profesional" cuando era fiscal en la justicia chaqueña. En la misma sintonía, Chiche Duhalde tildó a la líder política como una "una máquina de denunciar" y se declaró "muy espantada" con este tema que, según opinó, "muestra la mediocridad de la dirigencia argentina".


Comentarios


Carrió recusará al juez y el PJ salió a atacarla