Casi 4.000 familias viven en 28 asentamientos

Es un relevamiento de la Subsecretaría de Tierras Fiscales del municipio neuquino. Más de la mitad tienen servicios esenciales y apenas ocho están cerca de un hospital.





#

Las tomas de terrenos ocurren desde hace años en Neuquén. Algunas ya están consolidadas y reciben servicios. Foto: Yamil Regules.-

Presentarán un informe sobre asentamientos irregulares que relevó datos de Neuquén y Río Negro.

La organización TECHO difundirá su trabajo esta tarde, en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso Nacional, que buscó “georreferenciar y caracterizar las villas y asentamientos”.

El relevamiento abarcó el alto valle de Neuquén y Río Negro, Plaza Huincul, Cutral Có y Arroyito. También se analizaron Buenos Aires, Capital Federal, Córdoba; Gran Corrientes, Gran Resistencia, el Área Metropolitana de Rosario, San Miguel de Tucumán, parte de Misiones y de Salta.

En el documento también se presentará una comparación sobre el acceso a la infraestructura urbana con un informe similar realizado en 2013.

Según este trabajo realizado hace tres años, cerca de 18.500 familias del Alto Valle de Río Negro y Neuquén vivían en 131 asentamientos informales sin los servicios básicos, como acceso a la red cloacal, al agua corriente y al gas natural.

Además, desde la sede neuquina, se recordó que el domingo se realizará la “maratón contra la pobreza” destinada a recaudar fondos para los proyectos comunitarios que lleva adelante TECHO.


TIERRAS | VIVIENDA

NEUQUÉN (AN).- En la ciudad de Neuquén casi 4.000 familias viven en 28 asentamientos irregulares distribuidos principalmente en la zona de la meseta y la Confluencia. Más de la mitad reciben los servicios esenciales, en estado completo o en construcción, y el resto no dispone de agua, gas ni luz. Sólo ocho asentamientos están en cercanías del hospital Heller, unos 15 se ubican a cinco o más cuadras de algún centro de salud y siete sectores solo tienen cerca una sala de primeros auxilios.

A estas se suman las tres tomas que surgieron en los últimos días en avenida del Trabajador y Cayastá, Novella y Néstor Barros y detrás del gimnasio del barrio Almafuerte.

Los 28 asentamientos relevados por la Subsecretaría de Tierras Fiscales del municipio están integrados por grupos que van desde 18 familias hasta 687 grupos familiares.

La más poblada es la Toma Norte del barrio Gran Neuquén Norte, una de las más antiguas de la ciudad que está en proceso de extensión de las redes de servicios.

Cuenta con un colegio secundario a 800 metros, una escuela primaria a 9 cuadras y un jardín a 10 cuadras.

Los vecinos de este sector deben recorrer 1.000 metros para acceder al hospital Heller porque no cuentan con ningún centro de salud más cercano.

El asentamiento La Laguna del barrio San Lorenzo está integrado por 18 familias que no tienen luz, gas ni agua potable.

El colegio para adultos Champagnat y la escuela primaria 200 son los establecimientos educativos más cercanos. Tienen a 200 metros el centro de salud.

Del total, sólo cinco tomas cuentan con todos los servicios esenciales, en otras 15 se están construyendo las redes públicas y ocho asentamientos no disponen de gas, luz ni agua potable.

Siete sectores están cercanos solo a salas de primeros auxilios para la atención de la salud, 15 cuentan con centros de salud cercanos y sólo ocho se ubican a entre siete y 20 cuadras del hospital Heller. Estos últimos no tienen otro centro de atención más cercano al barrio.

Las 58 familias que vienen en el asentamiento Monte Sinaí, disponen solo de una escuela primaria a 500 metros, los vecinos de la toma Huertas Comunitarias de Villa Ceferino tienen a 500 metros una escuela primaria y un colegio secundario. A 20 cuadras se encuentra el hospital Heller.

La toma Línea de Alta Tensión, en la que viven 74 familias cuenta con escuela primaria, secundaria y jardín a tan sólo 300 metros y un centro de salud a dos cuadras. Pero no posee servicios y se encuentra ubicada debajo de las líneas de alta tensión, con el consecuente riesgo permanente.

Las tomas que se produjeron en los últimos días fueron protagonizadas por personas muy jóvenes, en algunos casos con niños pequeños. La fiscalía ordenó el desalojo pero la policía todavía no lo ejecutó, y desde los gobiernos provincial y municipal se busca una salida negociada.


Comentarios


Presentarán un relevamiento sobre asentamientos de la región