Caso Muñoz: la fiscalía y la querella intentan limar asperezas

Los abogados de la familia Muñoz pidieron el apartamiento del fiscal Govetto. Ayer se reunieron con la procuradora y acordaron un “trabajo conjunto”.



1
#

La procuradora y los fiscales de Bariloche recibieron al abogado querellante.(Foto: Gentileza Ministerio Público )

2
#

El gobernador ordenó nuevas suspensiones y pases a disponibilidad en la fuerza.(Foto: Marcelo Martínez )

Caso Muñoz: Weretilneck extenderá la purga policial hasta las bases

El homicidio del oficial ayudante de la Policía de Río Negro, Lucas David Muñoz, de 29 años, obligó al gobernador Alberto Weretilneck a aplicar el bisturí en la estructura de la Policía de Río Negro. Fuentes oficiales revelaron que las suspensiones y pases a disponibilidad continuarán hasta las capas inferiores de la pirámide policial en esta ciudad.

Weretilneck ya dio el primer paso cuando dispuso el miércoles el pase a disponibilidad de altos jefes policiales y oficiales. Algunos de los policías separados están involucrados en la causa donde se investiga el presunto encubrimiento y entorpecimiento de la búsqueda de Muñoz. Otros están imputados por el allanamiento ilegal en el domicilio del policía asesinado, cuyo cadáver hallaron el 10 de agosto pasado.

Las fuentes afirmaron que el gobernador tiene resuelto pasar a disponibilidad a los agentes que están sospechados de cometer irregularidades en el desempeño de sus funciones. Aseguraron que las actuaciones administrativas ya están en marcha.

Respecto al grupo de comisarios y oficiales que pasaron a disponibilidad, Weretilneck sostuvo ayer en esta ciudad en declaraciones a la prensa que sospechan que “este sector de diez o doce policías algún tipo de vinculación o relación con sectores relacionados al delito”.

Las fuentes indicaron que por el momento no habrá cambios en las conducciones de las comisarías de Bariloche, excepto la comisaría 42, donde trabaja Muñoz. El nuevo responsable de esa unidad llegará en los próximos días. Se desconoce qué comisario será designado. Por ahora, está a cargo el subcomisario Osvaldo Huanque.

Weretilneck pasó a disponibilidad a los comisarios Carlos Arias, quien se desempeñaba desde julio de 2014 como director de Seguridad de la Policía de Río Negro, Hugo Adrián Pallalef y Oscar González. También quedaron en la misma situación los comisarios Manuel Poblete, Jorge Elizondo y David Paz, los subcomisarios Rodolfo Aballay y José Jaramillo, los oficiales Luis Daniel Irusta, Federico Oscar Valenzuela Campos, Maximiliano Morales y el sargento Néstor Adrián Meyreles.

Todos los policías que pasaron a disponibilidad cumplieron funciones en Bariloche, excepto Meyreles, que se desempeñaba en Catriel. Arias y Pallalef estuvieron al frente de la Unidad Regional Tercera de Bariloche hasta julio de 2014 y enero pasado respectivamente.

Tras la decisión del gobernador, el comisario Daniel Jara quedó a cargo de la Regional de Bariloche. Es un policía de confianza del mandatario provincial y del jefe de la Policía de Río Negro, Mario Altuna, que estos días mantuvo bajo perfil, sobre todo, tras la aparición del cadáver de Muñoz. La confirmación del homicidio del policía que estuvo 27 días desaparecido puso a Altuna y al ministro de Seguridad y Justicia Gastón Pérez Estevan en el centro de las críticas. Aunque Weretilneck los ratificó.


Caso Muñoz: la querella pidió la recusación de Govetto

Los abogados de la familia del policía Lucas Muñoz solicitaron el apartamiento del fiscal Martín Govetto, de la causa, esta mañana ante el juzgado de Bernardo Campana.

La familia viajó especialmente desde Viedma para firmar el pedido de recusación. Si bien como querella, teníamos el poder para solicitarla, quisieron venir ellos en persona para firmarla y que quede claro”, señaló el abogado querellante, Alejandro Pschunder.

Los abogados cuestionaron que “el fiscal reveló la forma en que murió Muñoz a los medios de la prensa, antes de comunicárselo a la familia y a la querella”. También remarcaron que “reveló la identidad de un testigo protegido en un escrito. Como querella, tenemos la responsabilidad de buscar la verdad y proteger a la gente que brinda información”.

“En el acta, consta que el testigo de identidad protegida manifestó que no quería declarar ante el fiscal porque se filtraba información. Pero además, no hay ningún contacto entre la querella y el fiscal cuando sí debería haberlo”, indicó Pschunder, al tiempo que aclaró que “prefería reservarse los otros motivos para solicitar la recusación de Govetto”.


Comentarios


Caso Muñoz: la fiscalía y la querella intentan limar asperezas