Cees Nooteboom: “He hecho mi vida de viajes”

El eterno candidato al Nobel vino a presentar su obra “Cartas a Poseidón”.




#

El escritor y poeta holandés Cees Nooteboom, uno de los invitados estelares a la 39ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, señala: “Yo he hecho mi vida de viajes. Soy un movimiento continuo”.

Fascinado por América Latina, no se cansa de recorrerla. “El turismo está bien, pero para los otros, no para mí”, afirma el permanente candidato al Nobel de Literatura y viajero incansable a sus 79 años. “El turismo es que compras un viaje a algún sitio donde te quedas dos semanas, fuera de tu vida normal. Eso es legítimo, pero para mí no es muy interesante”.

“Y a esos jóvenes que me preguntan cómo hacerlo, les digo: ‘toma un avión, barato si puedes, hasta Buenos Aires, y toma un autobús sin saber dónde vas. Y esto se puede hacer en Bangkok, en Pekín, y después verás’. Habrá dificultades, problemas, pero al menos después en tu vida, cuando veas en la tele los tres, cinco, ocho minutos sobre los problemas de los países en todas partes, comprenderás mucho mejor lo que pasa”.

Nacido en La Haya en 1933, el autor de “Philip y los otros”, “Rituales” y “En las montañas de Holanda” vive en constante nomadismo entre Holanda, España y Alemania. Su obra se ha manifestado en más de medio siglo bajo la forma de crónicas, ensayos, poemas, cuentos, novelas y artículos.

Nooteboom llegó a Buenos Aires procedente de la Feria Internacional del Libro de Bogotá. Y suspira: “Hay ferias en todas partes”. Luego seguirá su periplo a Montevideo, donde hará una tertulia, y a Santiago de Chile, donde dialogará públicamente con el escritor Alejandro Zambra. “Y después soy libre”, se alegra.

“Mi español es de calle, no es de universidad, ni de escuela”, se ríe durante la entrevista en ese idioma, pero durante la cual intercala palabras en inglés y alemán.

Su visita se inscribe en la participación de Ámsterdam como primera ciudad invitada de honor a la feria, a la cabeza de una nutrida delegación de escritores neerlandeses que se presentan en el espacio denominado Café Ámsterdam, instalado por Letterenfonds, fundación dedicada a la promoción de la literatura holandesa.

Al fondo del mar

Nooteboom llega con su nuevo libro “Cartas a Poseidón” bajo el brazo, recientemente publicado en Argentina por editorial Siruela en la colección “Nuevos Tiempos”.

Se trata de un libro que visita tanto el fondo del mar como el mundo elevado de los dioses, un original proyecto que le insumió cuatro años. “Para mí han sido cuatro años instructivos”, afirma.

La obra está integrada por más de 70 cartas. En 23 de estos textos breves se dirige directamente a Poseidón, y en otros reflexiona sobre lo que lo conmueve en la vida diaria. Algunos fragmentos se vinculan con una estadía en Argentina en el 2011, y otros con experiencias en Ecuador, Colombia, Corea, Alemania y España.

A la pregunta de por qué eligió a Poseidón, señala sus propias conexiones con el mar. “Uno, los holandeses viven por debajo del nivel del mar, que ya es algo, y dos, yo hice mi primer gran viaje a América Latina (a Surinam) como marinero en 1957, más de medio siglo atrás”.

Además Nooteboom reside parte del año en la isla mediterránea de Menorca. “Y he estudiado griego y latín. Y siendo joven, la primera literatura que experimenté fue la clásica, sobre todo Homero. En Homero Poseidón es un protagonista no siempre muy agradable”.

“Pues es un dios presente, y además es mucho más visible que los otros en todas partes de Europa, incluso en Ámsterdam, con su tridente. Y me ha interesado para este libro leer mucho sobre la vida submarina, que es fascinante”, cuenta.

A su viaje iniciático de los 50 le siguieron otros periplos ya por el corazón de América Latina. “Felizmente ya hablaba un poco de español para comprender mejor qué pasaba. Estuve en Bolivia en 1968, en tiempos del ‘Che’ Guevara. He hecho una entrevista con el presidente (René) Barrientos, muerto poco después. Estuve muchas veces en México, en Colombia, es un continente que me fascina”. “Y España de cierta manera es el balcón desde donde se puede mirar este continente. Creo que la Unión Europea podría en cierta manera sacar provecho de la relación que España tiene con América Latina”, reflexiona.

“Vivo parte del año en Alemania, parte en España, parte en Holanda. Esta crisis es grave, pero a lo mejor era necesaria”, refiere sobre la coyuntura en el Viejo Continente. “Ya lo he dicho, soy un europeísta convencido. Ahora uno casi no se atreve a decir algo, porque es una batalla de economistas”. “Yo tengo mis opiniones como ciudadano”, agrega.

Viajero incansable, Nooteboom ha recorrido Latinoamérica desde 1957, cuando estuvo en Bolivia.

Gabriela Mayer

Feria internacional del libro


Comentarios


Cees Nooteboom: “He hecho mi vida de viajes”