Chacarera, risas y baile a orillas del Limay

Una multitud enmarcó la apertura de la Fiesta de la Confluencia. El cierre lo protagonizó Peteco Carabajal a todo ritmo folclórico. Hoy, a las 23, Valeria Lynch subirá al escenario de la Isla 132 de Neuquén para cerrar la segunda jornada. Previamente, a las 22, está programada la presencia del humorista Dady Brieva, precedido del grupo La Brea. En la apertura estará Danceability, luego actuará Marcelo Piñero y habrá un desfile de modas.



#

Una multitud disfrutó de los espectáculos.

ritmo y color en neuquén

NEUQUÉN (AN).- Con un cielo despejado y una temperatura ideal empezó ayer la tercera edición de la Fiesta de la Confluencia. Fue una tarde-noche a todo ritmo y color, que contó con la participación de artistas locales y los grandes invitados nacionales.

Cuando todavía pegaba el sol y el calor se hacía sentir la música comenzó a sonar. Los encargados de romper el hielo fueron los integrantes del grupo folclórico Aitué.

Es que ellos fueron los que ganaron el segundo puesto del concurso Pre-Confluencia. Luego, para seguir entrando en calor se hizo presente en el escenario Guille Quiroz con su grupo (ganadores del Pre-Confluencia) que mostró parte de su repertorio.

Mientras la gente iba ganando las mejores ubicaciones del predio, subieron al escenario mayor de la Confluencia el grupo de danzas Albricias, la cantante Lorena Riquelme y el popular artista local Jonatan Lillo.

Los artistas locales tuvieron su lugar en el gran escenario de la Fiesta de la Confluencia.

Tras recorrer los más de 200 stands que incluyen artesanías, productos de diseño, puestos de comidas y locales publicitarios, la gente no dudó en acercarse al escenario cuando la voz de Marité Berbel comenzó a entonar las estrofas del Himno de la provincia de Neuquén. Pero la gran voz de Neuquén no sólo cantó el himno, sino que además interpretó algunos de sus temas más conocidos.

Lorena Riquelme fue otra de las animadoras de la jornada inaugural.

Ahora si, los alrededores del escenarios reunían a una gran cantidad de gente que sentados en lonas o reposeras, o simplemente de pie, aguardaban los grandes números nacionales. Todavía restaban las actuaciones de El Choque Urbano (EChU) y Peteco Carabajal.

Con EChU ya arriba de las tablas de la Confluencia la gente no pudo quedarse sentada. Es que el grupo que combina música y teatro logra hacer vibrar a multitudes y ésta no fue la excepción. Ofrecieron un show de una hora donde repasaron sus mejores números.

Ya bien entrada la medianoche llegó el turno de lo que muchos esperaban de temprano, Peteco Carabajal subió al escenario de la fiesta neuquina para cerrar lo que fue la primera noche. Allí, los presentes pudieron disfrutar de los mejores temas de Peteco con del maravilloso sonido de sus músicos e improvisar algunas chacareras.


Comentarios


Chacarera, risas y baile a orillas del Limay