Chile vota primarias y la incógnita es saber quién será el rival de Bachelet



#

La expresidenta socialista encabeza las encuestas.

SANTIAGO.- La abstención será, según se anticipa, la protagonista de las inéditas primarias presidenciales de mañana en Chile, donde la única incógnita a despejar es quién será el candidato de la derecha a suceder al presidente Sebastián Piñera, pues en la centroizquierda la gran triunfadora será la ex mandataria Michelle Bachelet, según coinciden todas las encuestas. El gobierno y los propios candidatos han redoblado sus esfuerzos para tratar de convencer a un electorado más bien indiferente a acudir a las urnas mañana. A los llamados se sumó incluso la Conferencia Episcopal de Chile, cuyo portavoz dijo ayer que “la Iglesia valora y promueve la participación ciudadana en los procesos democráticos, como un modo pacífico de contribuir al bien común y al respeto de la dignidad de las personas’’. El abstencionismo tradicionalmente no superaba el 15% en Chile, pues se sancionaba con una multa que podía acercarse a los 200 dólares, pero en el 2012 una ley estableció la inscripción automática de todas las personas al cumplir los 18 años y consagró el voto voluntario. El cambio de sistema, que buscaba rejuvenecer el padrón electoral y lo hizo crecer de 8,1 a 13,3 millones de personas, en un país de 16,5 millones de habitantes, se estrenó en los comicios municipales de octubre pasado, cuando el abstencionismo se elevó a un 60%. Por la centroizquierda competirán mañana la ex presidente Bachelet, 2006-2010, su ex ministro de Hacienda Andrés Velasco, el ex alcalde demócrata cristiano Claudio Orrego y el presidente del Partido Radical, José Antonio Gómez. La incógnita, según los expertos electorales y las encuestas, y si el segundo lugar lo obtendrán Orrego o Velasco. Por el oficialismo compiten dos ex ministros de Piñera, el de Defensa Andrés Allamand, de centroderecha, y el de economía Pablo Longueira, de ultraderecha. (AP)


Comentarios


Chile vota primarias y la incógnita es saber quién será el rival de Bachelet