Quién es el médico de Roca que recibirá un premio Konex de Platino

Es Adrián Gadano, quien hoy será distinguido como el mejor experto en medicina interna de la Argentina de la última década. Qué hizo.

Hoy martes a las 18.30 horas se hará la 44° edición de los prestigiosos Premios Konex 2023 de Platino y Brillante en la ciudad de Buenos Aires. Uno de ellos será recibido por el doctor Adrián Gadano, quien nació en Roca en 1961, y recibirá el galardón de Platino por su labor en Medicina Interna.

En diálogo con Diario RÍO NEGRO relató en exclusiva su “sorpresa” por la distinción y expresó la gratitud que le profesa a su especialidad: la Hepatología.

“Es una emoción importante. El hecho de haber recibido el diploma al mérito y ser parte de los cinco especialistas en Medicina reconocidos por su trabajo en los últimos 10 años fue una noticia un poco inesperada. Pero debo confesar que cuando me comentaron sobre el Platino me sorprendió más aún”, relató con emoción.

En septiembre, Gadano había sido uno de los ocho científicos de Río Negro y Neuquén que fueron reconocidos con un Premio Konex Diploma al Mérito por su labor en el área de la ciencia y la tecnología. En total, fueron destacadas 100 personalidades del país. Luego, la premiación tiene una segunda instancia, que consiste en los Premio Platino y Brillante, que es la que se llevará a cabo hoy.

“La Medicina Interna es una especialidad que a mí siempre me gustó, incluso desde la facultad. Tiene mucho desafío intelectual, porque se tiene que pensar y evaluar la parte clínica del paciente junto a los estudios complementarios. Además, abarca a enfermedades muy desafiantes”, añadió en referencia a su interés por el estudio de las patologías relacionadas al hígado.

Los premios Konex fueron creados en 1980 por Luis Ovsejevich para distinguir a las personalidades e instituciones más distinguidas de la Argentina que sirven de ejemplo a la juventud.

En ese sentido, Gadano marcó importantes hitos en el país. Por ejemplo, diseñó la estrategia para el primer trasplante hepático en Sudamérica sin utilización de sangre, que fue realizado a comienzos de los 2000. Se trató de una intervención inédita a una paciente Testigo de Jehová, en la cual se prescindió de una transfusión sanguínea, que era una acción no permitida por esa religión.

“El trasplante hepático me marcó durante toda mi carrera. Es un tratamiento terapéutico muy importante porque cuando el paciente se enferma severamente tiene pocas expectativas de vida. Pero al trasplantarlo es como si volviera a nacer. Para mí es uno de los actos más gratificantes y dignificantes de la medicina. Es una de las cosas que me hizo afianzar mi deseo de ser hepatólogo”, detalló.


Cómo fue su carrera cómo médico e investigador


Gadano es médico especialista en Medicina Interna, Gastroenterología y Hepatología y doctor en Medicina. Desde hace más de 20 años forma parte del equipo de especialistas del Hospital Italiano de Buenos Aires. Allí dirigió la Sección de Hepatología desde 1998 a 2020.

Pasó su infancia y adolescencia en Roca, en Río Negro, una ciudad a la que le guarda un especial cariño. Luego de recibirse en la denominada Escuela Normal, decidió mudarse a la Capital del país para iniciar su formación en Medicina en la Universidad de Buenos Aires.

Se recibió con honores en 1984, y tras realizar el servicio militar, inició en 1986 su residencia en el Sanatorio Güemes.

“Después de hacer el servicio militar, la residencia me resultó mucho peor -por lo menos el primer año-. Pero se aprendía muchísimo entonces. El doctor Alberto Agrest fue mi mentor en clínica médica, quien también recibió el premio Konex en 2003 y 2013. A él le debo toda esa rigurosidad para el estudio y el trabajo, y probablemente el inicio de mi carrera como investigador”, confesó.

Gadano eligió dedicarse a las enfermedades que afectan al hígado.

En su paso por el sanatorio Gadano decidió especializarse en gastroenterología, la especialidad médica que se ocupa de las enfermedades del aparato digestivo. Sin embargo, su objetivo central era abocarse al estudio de las patologías relacionadas al hígado, algo que solo se estudiaba en el exterior.

En 1992 recibió una beca del Gobierno de Francia que le permitió iniciar su formación en Hepatología en París. Hizo sus residencias en los hospitales públicos parisinos, donde combinó trabajo y el inicio de su formación académica especializada.

“Estuve cinco años. Ahí aprendí la hepatología profunda, el trasplante y la investigación a fondo. Ahí me formé para lo que haría en Argentina, en el hospital Italiano, más adelante”, precisó.


Su interés en la formación de profesionales


Gadano fue precursor en la Argentina del programa ECHO (Extended Community Healthcare Outcome), un programa de teleconferencias mensuales a través de las cuales se da mentoría utilizando tecnología y se aumenta la colaboración para la mejora de prácticas médicas. Fue desarrollada en el Estado de Nuevo México, en los

Estados Unidos, aunque ahora es promovida por la propia Organización Mundial de la Salud (OMS).

“En un país tan centralizado y donde la gente de las provincias tiene dificultades para el acceso a la información, vimos que era muy necesaria dar la posibilidad de poder interactuar entre expertos, más allá de un encuentro en un congreso”, explicó.

El programa fue iniciado en 2013, principalmente con especialistas de salud de toda Argentina. Con el tiempo también se logró expandir la experiencia a Latinoamérica. Por medio de su iniciativa se entrenó a más de 400 profesionales del país. La mayoría de ellos continúa participando de los encuentros que se realizan cada dos semanas en formato virtual.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios