Cimac quiere echar raíces en Roca para continuar su crecimiento

Cimac, de Roca, anunció que iniciará con los trabajos en su campo de juego para tener césped natural. El club roquense busca dar pasos firmes en su crecimiento institucional.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

“Alguna vez soñamos con jugar de local y lo logramos, ahora vamos por otro sueño”, explicó Silva.

“Alguna vez soñamos con jugar de local y lo logramos, ahora vamos por otro sueño”, explicó Silva.

Cimac anunció en los últimos días el inicio de su camino rumbo a tener césped en su flamante cancha. “Si echa raíces, crece más fuerte”, dice Kapanga y es lo que este joven club de Roca busca lograr: enraizarse en la sociedad a fuerza de trabajo colectivo.

Año y medio atrás, Cimac logró tener un espacio propio donde entrenar y jugar como local en la Liga Confluencia. Ahora, anunció el proyecto de perfeccionar las condiciones de su campo de juego, para brindarle mejores instalaciones a los más de 200 chicos que forman parte del club.

Sin apuro pero sin pausa. Así busca crecer la entidad que tiene emplazado su predio en Chula Vista y Rivadavia de la ciudad, al que todavía le están buscando un nombre. La pandemia obligó a suspender todas las actividades deportivas pero la dirigencia y su gente decidieron poner manos a la obra para, a pesar de la complicada situación, seguir creciendo como institución.

Según explicó Martín Silva, coordinador del club, la intención es ir paso a paso, no tomar decisiones apuradas y cuidar la frágil economía de la entidad. “El ‘sueño verde’, que es como le decimos, ya está en marcha. No pusimos una fecha límite pero ya empezamos a diagramar los trabajos. La idea es ir logrando pequeños objetivos que nos lleven a cumplirlo”, explicó.

Luego de algunas reuniones vía ‘Zoom’, de la que participaron dirigentes, profesores, jugadores, padres y madres, Cimac tomó la determinación de poner primera con el proyecto de tener césped en su cancha. “Lo veníamos charlando hace meses, pero con la intención de motorizar al club en pleno momento de encierro y con todas las actividades suspendidas, decidimos dar el puntapié’’, agregó el dirigente.

“No pusimos fecha límite pero si ya diagramamos los trabajos. La idea es lograr pequeños objetivos que nos lleven a cumplirlo”

Martín Silva

Al no tener apuro, desde el club no definieron un tiempo de obra, aunque aseguraron que ya están trabajando para conseguirlo. El primer gran objetivo es hacer una buen inversión en el equipo de riego.

“Estamos hablando con empresas locales para que nos den un presupuesto realizable. Del tema se esta encargado el profesor Federico Bonavitta, que tiene experiencia en el tema. No queremos buscar lo más barato, tenemos que tratar de conseguir algo que luego nos permita mantener la cancha sin generarnos inconvenientes a futuro”, detalló Silva.

Con respecto a lo económico, el coordinador de Cimac contó que todo el trabajo es a pulmón. Agregó que según sus primeras aproximaciones, la inversión inicial para obtener el riego sería de unos 300 mil pesos. “Los recursos los buscamos nosotros. Vendemos milanesas, organizamos eventos, tenemos colaboraciones y ya hay muchos interesados en colaborar con nuestro sueño. Sabemos que la situación es compleja pero también solicitamos una reunión con el municipio”, explayó.


El 18 de agosto de 2018, Cimac jugó su primer partido oficial de la Liga Confluencia como local en su propio estadio. Fue derrota ante Unión de Allen, por 2-0.

Silva también comentó que la maquinaria necesaria para iniciar con los trabajos de suelo la aportará un padre de un jugador del club y que solo deberán costear el gasoil.

“Tener cancha con césped natural es el objetivo. Al no tener apoyo político todo nos costó el doble. Alguna vez soñamos con jugar de local y lo logramos, ahora vamos por otro sueño, que nos va a dar la posibilidad de dar un mejor espacio para que los chicos pueda hacer deporte”, se esperanzó el dirigente.

Cimac da pequeños pasos pero firmes, de los que se necesitan para el crecimiento del fútbol regional.


Maracacinho también apuesta al césped

Al igual que Cimac, Maracacinho de Cinco Saltos en un club joven pero que aún así apuesta por mejorar en un contexto que le suele ser desfavorable.

Gracias al trabajo de un puñado de profesores ad honomren y al apoyo de la comunidad, el Aurinegro esta cerca de concretar su sueño de tener una cancha con césped.

Con el club cerrado por la pandemia, durante la cuarentena el dirigente del club, Rolo Sandoval, y sus colaboradores, iniciaron los trabajos.

“Es todo muy artesanal, cuando estaba recién arada la tierra, plantamos y fue creciendo. Ahora lo que hacemos es ir mejorando los lugares de la cancha que lo necesiten. Es un trabajo muy largo pero ojalá que en marzo del año que viene podamos inaugurar el estadio con césped natural”, explicó.


Comentarios


Cimac quiere echar raíces en Roca para continuar su crecimiento