Cinco años de prisión para dos jóvenes por el robo a un mercado del Lavalle

La pena fue acordada en el marco de un juicio abreviado. Ezequiel Pino y Alejandro Tripailao Mestre, ambos de 21 años, reconocieron ser los autores del hecho.



#

Pino y Tripailao Mestre estuvieron de acuerdo con el monto de la pena.(Foto: Marcelo Ochoa )

Una pena de cinco años de prisión efectiva fue acordada, en el marco de un juicio abreviado, para dos jóvenes imputados del delito de “robo agravado por el uso de arma de fuego sobre la que no fue acreditada la aptitud para el disparo” a un mercado del barrio Lavalle de Viedma.

Ezequiel Pino y Alejandro Tripailao Mestre, ambos de 21 años, reconocieron ser los autores del hecho y estuvieron de acuerdo tanto con la calificación como con el monto de la pena acordada.

Al margen de este acuerdo alcanzado en la audiencia de ayer entre la fiscalía y las defensas resta ahora que sea homologado por el juez de juicio, Carlos Mussi.

Durante el robo, Pino gatilló el arma contra los policías

El fiscal Guillermo González Sacco detalló que este robo ocurrió el 16 de diciembre del año pasado en un supermercado ubicado en el barrio Lavalle de esta capital. Pino portando un arma de fuego exigió a la empleada que estaba en la caja “dame la plata”, mientras se sumaba a la escena Tripailao para apoderarse de 1.000 pesos y darse ambos a la fuga.

En las fracciones de segundos que esto ocurría otra empleada logró pulsar la alarma del local que fue escuchada por un par de policías que recorrían la zona.

Los uniformados observaron a los dos jóvenes que salían corriendo del comercio y a uno de ellos que sería Pino que gatilló el arma sin lograr que saliera el disparo contra los uniformados. Se subieron a una moto y emprendieron una rápida carrera que fue interceptada por los servidores públicos. Los dos jóvenes cayeron del rodado y continuaron la fuga a la carrera.

Según los testimonios reunidos en la causa, Tripailao buscó refugio en la casa de un vecino señalándole “escondeme que estoy robando” pero ante la negativa del dueño de casa se ocultó en una máquina tipo retroexcavadora que se encontraba en las inmediaciones y en la vía pública, donde fue detenido por la Policía.

En tanto, Pino corrió en otra dirección saltando por distintos domicilios. En uno de ellos pidió que lo escondieran o de lo contrario los mataría pero ante el rechazo cruzó el paredón para llegar a una vivienda vecina de un conocido.

“Escondeme que me están persiguiendo. Me mandé una cagada” alcanzó a decirle al propietario que le permitió el ingreso a una de las habitaciones, donde envolvió y tiró debajo de una cama el arma de fuego que llevaba. A los minutos cuando apareció la Policía fue el mismo vecino quien les hizo una seña advirtiendo que allí estaba quien buscaban y el arma.

El fiscal destacó que Pino mientras era retirado del lugar amenazó a quien le había permitido el ingreso, a los que se lo habían negado y también a los uniformados.

Los defensores oficiales Margarita Carriqueo en representación de Pino y Pedro Vega por Tripailao se manifestaron por el acuerdo al igual que González Sacco.

Los cinco años de prisión efectiva acordados en esta audiencia incluyeron para Tripailao otro hecho en el que un hombre sufrió fractura de peroné al recibir un balazo, el siete de agosto de 2016 en el Lavalle.

De acuerdo a lo señalado por la víctima y testigos, Tripailao fue el autor del disparo y además se valió de un menor de 15 años para cometer el hecho, teniendo en cuenta que el adolescente manejaba la moto en la que se dio a la fuga. Contra este imputado pesan además dos condenas de cumplimiento en suspenso de un año y medio cada una por robos en grado de tentativa.


Comentarios


Cinco años de prisión para dos jóvenes por el robo a un mercado del Lavalle