Cinco condenados a perpetua por el secuestro y crimen de Berardi

Otros cinco integrantes de la banda que raptó y asesinó al joven recibieron penas de entre 18 y 24 años de prisión.

BUENOS AIRES (DyN).- La Justicia condenó ayer a prisión perpetua al herrero Richard Fabián Souto y a cuatro de sus allegados y familiares por el secuestro y asesinato del adolescente Matías Berardi, perpetrados en el 2010. El Tribunal Oral en lo Criminal 3 de San Martín dictó perpetuas para Souto, Néstor Facundo Maidana, Damián Sack, Gabriel Raúl Figueroa y Gonzalo Hernán Alvarez. A ellos los consideró coautores del “secuestro extorsivo agravados por empleo de arma de fuego, por ser en perjuicio de un menor de 18 años, por el número de intervinientes y por haberse causado intencionalmente la muerte de la víctima”. Además, condenó a 24 años a la esposa de Souto, Ana Cristina Moyano, tal como había pedido la Fiscalía, y dictó penas levemente inferiores para cada uno del resto de los imputados. Así, el tribunal condenó a 21 años de cárcel a Federico Esteban Maidana, a 19 años a Celeste Mónica Moyano, a 18 años a Elías Emanuel Vivas y a 17 años a Jennifer Stefanía Souto –quien estalló en gritos y llantos al momento de escuchar su sentencia– mientras absolvió a una joven que era menor al momento de los hechos y no fue acusada por la Fiscalía. En medio del escándalo, el juez a cargo del tribunal amenazó con desalojar la sala si no se guardaba silencio para terminar de leer el veredicto, y cuando finalizó los familiares de Matías cerraron con un aplauso. La Justicia también ordenó investigar el delito de asociación ilícita y consideró “reincidentes” a algunos de los acusados, un detalle que complicaría las aspiraciones a los defensores para que acceden a la libertad una vez cumplidas las dos terceras partes de la pena. Al escuchar el fallo dictado por los jueces Elbio Osores Soler, Lidia Soto y Germán Castelli, cuando la audiencia ya se había dado por terminada, los condenados comenzaron a gritar e insultar a la familia de la víctima. Incluso uno de ellos dijo que saldría en poco tiempo. Además haber tenido por la mañana la oportunidad de decir sus últimas palabras, se habían enojado con los fotógrafos y camarógrafos porque no querían ser retratados. Matías Berardi fue secuestrado el 28 de septiembre de 2010 cuando regresaba en una combi de un baile en la Capital Federal a su casa de Ingeniero Maschwitz. El chico estuvo cautivo en un taller de Benavídez. En un momento escapó y pidió ayuda, pero los delincuentes lo alcanzaron y convencieron a la gente de que era un ladrón que huía. Un día después lo llevaron hasta un camino de tierra de Campana y lo mataron con dos tiros en la cabeza.


Comentarios


Cinco condenados a perpetua por el secuestro y crimen de Berardi