Ciudad cercada y temerosa



Sucre, la histórica ciudad donde se firmó el acta de la Independencia de Bolivia, se encontraba anoche blindada por un estricto cerco policial y presa de un ambiente de nerviosismo, ante la presencia de miles de manifestantes que esperaban la definición del Congreso.

Un legislador admitió que la situación en Sucre “es difícil”. “A una cuadra de la plaza principal está todo cercado por mineros, campesinos, cualquier cantidad de gente. Ha habido gases lacrimógenos, hubo explosiones de dinamita”, explicó.

Desde la revolución popular de 1952, los pobladores de Sucre no vivían angustias semejantes a las de ayer.

La cálida ciudad universitaria de 400.000 habitantes emplazada a 740 km al sudeste de la convulsionada La Paz, había olvidado casi por completo los miedos de los cuartelazos, de los sismos políticos, los enfrentamientos armados y también los sitios indígenas. “Los indios se entraron el '52, hicieron tropelías, eran unos abusivos, desgraciados”, recuerda el padre Mauro, un hombre que frisa los 70 que dice “haber combatido a los indios” del Movimiento Nacionalista Revolucionario, promotor de la revolución que extrajo a los nativos de la esclavitud. Desde entonces la vida en Sucre discurre en paz y concordia.

El Congreso tenía previsto sesionar en la célebre Casa de la Libertad, donde unos criollos altoperuanos se alzaron contra el poder español y fundaron en 1825 la república de Bolivia tras 16 años de guerra.

Traumáticos son los recuerdos de la ominosa 'guerra federal' de 1898, cuando los paceños se llevaron por la fuerza a las tierras altas la sede del Ejecutivo, lamenta aún el 'padrecito Mauro'.

“Tenían disturbios intelectuales, mataron a nuestros muchachos, los indios (aymaras) se los comieron (literal) y se llevaron el gobierno allá”, rememora.

“Grave va a ser” dijo en la noche del miércoles Santos Huanca, un lustrabotas de 10 años al presenciar las primeras marchas de mineros y campesinos que acudían para cercar la capital administrativa del país. Las posteriores movilizaciones y la muerte de un minero en los incidentes confirmaron el mal presagio.

(DPA/AFP)

Nota asociada: CRISIS EN BOLIVIA: El Congreso nombró presidente al titular de la Corte Suprema

Nota asociada: CRISIS EN BOLIVIA: El Congreso nombró presidente al titular de la Corte Suprema


Comentarios


Ciudad cercada y temerosa