Claroscuros del mercado automotor

Las ventas de 0 km crecen con fuerza. Como contrapartida, la producción nacional no deja de caer desde el 2013.



1
#

2013. El último año récord de la producción nacional de automóviles.

2
#

Optimismo, podría ser la mejor palabra para describir el estado de ánimo en gran parte de los actores del mercado de automóviles cero kilómetro.

No es para menos si se observan los datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). Las 618.941 unidades patentadas en los primeros ocho meses del año, significan un crecimiento del 30% en relación a igual lapso del año pasado y de un 42% en relación al año 2015.

Pero lo que más entusiasma tanto a los empresarios como a los integrantes del área económica, es que durante 2017, el crecimiento es tendencia. Si bien no se conocen aun los datos finales del mes, fuentes cercanas al sector, indican que durante septiembre las ventas habrían crecido un 20% en relación al mismo mes del año pasado. Tanto la construcción como la venta de cero kilómetro, son dos termómetros que permiten medir en tiempo real la dinámica de la macroeconomía. Ambas se muestran en alza mes a mes. “No entiendo las críticas, la economía vuela”, se habría escuchado esta semana en “off the record”, de boca de un alto funcionario del área de hacienda, envalentonado por la publicación de datos oficiales acerca del crecimiento del producto y la baja en la pobreza.

La respuesta a la inquietud del funcionario, surge de las propias estadísticas de Acara. Los datos muestran que 2 de cada 3 autos que se venden en Argentina, provienen del exterior. Más puntualmente, el 60% de los autos patentados este año fueron fabricados en Brasil, mientras que otro 9% proviene de otros destinos, principalmente desde México. Si lo que se analiza es la evolución de las ventas, resulta que la venta de unidades brasileñas creció 56% en los últimos 9 meses, mientras que la de autos de origen nacional bajó un 5%.

La tendencia se confirma al observar los datos relacionados a la fabricación de vehículos en Argentina. El último reporte de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) muestra que en el mes de agosto se produjeron 45.262 unidades, un 3,9% más que para el mismo mes de 2016. Sin embargo, si se analiza el acumulado de los 8 primeros meses del año, las 302.835 unidades producidas en lo que va de 2017, representan un 0,8% menos que en igual periodo del año pasado. Más preocupante aún, es el hecho de que la producción nacional no deja de caer desde 2013, el último año record de las automotrices nacionales. La producción de este año es 13% más baja que la de 2015, 24% más baja que la de 2014, y 43% menor a la de 2013.

Para comprender esta dinámica en el mercado automotriz, hay que revisar la política económica de los últimos años. La apertura económica implementada desde hace 20 meses, puso fin a las restricciones que por años mantuvo el gobierno anterior en cuanto a la importación de vehículos. A ello hay que sumar el atraso que mantiene desde hace meses el tipo de cambio, lo que hace muy atractiva la compra de vehículos extranjeros.

“Vemos el futuro
con un optimismo racional, no ingenuo. Cuando la sociedad vence sus miedos
los proyectos se vuelven rentables”.

Nicolás Dujovne,

ministro de Hacienda

de la Nación.

Datos

El crecimiento de las ventas es clara señal de la recuperación en la actividad, pero contrasta con el escaso peso de la industria nacional.

El fin de las restricciones a la importación de vehículos y el atraso del tipo de cambio son las dos claves para entender la tendencia.

Datos

“Vemos el futuro
con un optimismo racional, no ingenuo. Cuando la sociedad vence sus miedos
los proyectos se vuelven rentables”.
2/3
de los autos cero kilómetros patentados en Argentina son producidos en el exterior. Un 60% proviene de Brasil.
30%
crecieron las ventas de 0 km en los primeros ocho meses de este año.
El crecimiento de las ventas es clara señal de la recuperación en la actividad, pero contrasta con el escaso peso de la industria nacional.
El fin de las restricciones a la importación de vehículos y el atraso del tipo de cambio son las dos claves para entender la tendencia.

Comentarios


Claroscuros del mercado automotor